Paseo de la Reforma pierde 199 árboles del Ángel a la Palma


Desde hace más de un año la Asociación Mexicana de Arboricultura advirtió a la Secretaría de Medio Ambiente del Distrito Federal sobre la invasión de muérdago en los árboles de avenida Paseo de la Reforma, lo que en su momento no tomó en cuenta, por lo que ahora deberán talarse al menos 199 unidades, en el tramo que comprende de la Glorieta de la Palma al Ángel de la Independencia.

Con base en diversas opiniones de especialistas en la materia, esta asociación dijo que era necesaria la intervención del arbolado urbano para detener el parásito del muérdago.

Por lo tanto, ahora espera que Medio Ambiente lo haga de manera adecuada a fin de detener la plaga y evitar que más árboles se infecten y tengan que ser talados o podados drásticamente por un mal tratamiento.

De acuerdo con el censo que realizaron en mayo pasado las autoridades ambientales, 214 árboles más serán sometidos a poda, 17 transplantados. Esto con el aval de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), instancia que participa en la campaña de sanitización y poda.

Con ello, las dependencias locales identificaron el arbolado infestado de muérdago, planta parásita que representa un riesgo para los transeúntes por la sustancia tóxica que contiene.

El elemento tóxico se llama viscotoxina y se encuentra en todas las partes de la planta, especialmente en las hojas, que al entrar en contacto con las personas causa irritación en ojos, oídos, nariz y garganta o visión borrosa, así como padecimientos gastrointestinales, diarrea, náuseas, dolor de estómago o vómitos.

Las labores de talado corren a cargo de la Dirección de Reforestación Urbana, Parques y Ciclovías, así como de la Secretaría de Obras y Servicios por conducto de la Subdirección de Limpieza Urbana y Mantenimiento de Áreas Verdes.

Mientras que la poda y el trasplante serán ejecutados por la Dirección General de Servicios Urbanos de la delegación Cuauhtémoc, labores que iniciaron el pasado lunes, así como algunos trasplantes y el derribo de un árbol enfermo.

Miguel Ángel Cansino, titular de la PAOT, supervisó ayer los trabajos que se realizan, entre las calles Río Támesis y Río Ródano, a los 547 árboles que necesitan una intervención inmediata.

Esta primera etapa de trabajos de saneamiento inició el pasado sábado por la noche con el derribo de algunos árboles secos, de riesgo e invadidos por muérdago.

En el documento la dependencia detalló que es en apego a las especificaciones de la norma ambiental para el Distrito Federal NADF-001-RNAT-2006, encargándose de vigilar los trabajos de saneamiento del arbolado de una de las avenidas más emblemáticas de la ciudad de México.

Por lo que en el tiempo en que se lleven a cabo los trabajos sobre este tramo de Paseo de la Reforma, la PAOT instalará un módulo de información con el objeto de aclarar las dudas que tenga la población con relación a estas acciones.

Efectos

El muérdago contiene una sustancia tóxica llamada (viscotoxina); se encuentra en todas las partes de la planta, pero especialmente en las hojas, por lo que al entrar en contacto con las personas puede causar:

Irritación en ojos, oídos, nariz y garganta, o visión borrosa, así como padecimientos gastrointestinales, diarrea, náuseas, dolor de estómago y vómitos.

Serán 547 árboles los intervenidos:

6199 talados

617 transplantados

6214 podados

6117 se encuentran en buenas condiciones generales.