Incrementan delitos violentos en DF y Edomex, afirma CIDE


Los delitos violentos en el Distrito Federal y el Estado de México registran un incremento en los últimos dos años del 39 por ciento, según indica la Encuesta de Victimización y Eficacia Institucional 2010, realizada por el Centro de Estudios de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

Los resultados de la investigación, que serán presentados hoy en las instalaciones de Casa Lamm, arrojaron que una de cada tres personas ha sido víctima de un delito que involucró la amenaza o el uso de la fuerza.

De acuerdo con el documento, del que Grupo REFORMA tiene copia, desde el 2008 se detectó un aumento importante en los delitos violentos.

Aunque la Encuesta señala que el aumento más drástico en la incidencia de delitos violentos entre 2009 y 2010 tuvo lugar en el Ciudad de México, los resultados también indican un incremento de este tipo de delitos en el Estado de México, pues se tuvo un aumento casi del siete por ciento en los delitos donde se ocupó la violencia.

“Los índices y las tasas de victimización permiten establecer tendencias, particularmente si se cuenta con varias mediciones sucesivas, como en este caso.

En esta línea de razonamiento, las políticas del control del delito tanto en el DF como en el Estado de México definitivamente no han tenido resultados favorables”, señalan las conclusiones del apartado de delitos violentos.

En el informe se indica que durante los primeros tres años de la Encuesta de Victimización y Eficacia Institucional las cifras delictivas, tanto a partir de índices agregados como en las tasas de delitos específicos, se mantuvieron dentro de un rango razonable de varianza.

Sin embargo, a partir de 2008 hubo un aumento importante de la victimización, tanto en general como en algunos delitos particulares, que no sólo se sostuvo sino que se incrementó en algunos tipos de delitos.

La Encuesta también arrojó que el crecimiento en los delitos violentos ha sido más pronunciado en 2010 que en 2009 y 2008, y los delitos más comunes son el robo personal, la agresión, y el robo de autopartes.

En cuanto a las percepciones sobre la frecuencia de algunos delitos relevantes por separado, los resultados del trabajo de investigación reflejan que los asaltos a transeúnte son percibidos como bastante frecuentes ya que nunca bajan del 43 por ciento.

Aunque la tendencia de esa percepción es fluctuante, el informe destaca un incremento del porcentaje de quienes creen que este delito es frecuente o muy frecuente durante 2009, valor que por primera vez supera el 50 por ciento.

Por otra parte, alrededor de 40 por ciento de los entrevistados percibe el robo de autos como muy frecuente y algo frecuente.

La tendencia de esta percepción es más estable que la anterior y registra un pequeño incremento en 2010.

Terra