El DF también baila tango

A media luz. Los milongueros se reúnen en restaurantes, hoteles, salones particulares, parques, casonas y hasta edificios públicos. Por lo general llevan bajo el brazo una bolsa de tela donde guardan uno de los elementos más especiales de este ritual: los zapatos que les permitirán flotar y caminar abrazados.

Las milongas son espacios donde la gente se reúne a bailar tango, acondicionados con unos cuantos elementos que conceden saborear  mejor las lánguidas notas del bandoneón, el jugueteo del piano y los lamentos de un violín rasgado.  Como únicos testigos de tanta pasión quedan las sillas alrededor, al igual que las copas casi siempre llenas y abandonadas a su suerte.

Día a día crece el interés por esta danza entre personas de todas las edades.

Los amantes del tango se han organizado, conseguido  permisos, lugares, favores, para hacer que el baile más sensual jamás inventado vibre en la ciudad más viva del mundo.  Todos los días de la semana encontrará espacios para aprender o bailar tango, casi siempre a iniciativa de una pareja de anfitriones, de manera que los apasionados del baile pasen una buena parte de la semana milongueando por aquí y allá.


? Milonga Malena

¿Miércoles de milonga? Miércoles de Milonga Malena. Así se presenta esta milonga, una de las más concurridas, que abrió sus puertas en 2008. Con nombre de mujer, es conducida por María Inés Montilla, actriz, cantante y bailarina de tango nacida en Argentina;  convencida de que los seres humanos bailamos tango porque “necesitamos conectarnos con otro ser humano, necesitamos conectarnos con nosotros mismos, o como dirían los mexicanos: necesitamos un apapacho”.

Así, es necesario subir al piso más alto de la Fonda San Ángel, al sur de la ciudad, para poder atestiguar que “Malena canta el tango como ninguna”, como bien dice el hermoso tango de Lucio Demare y Homero Manzi. 

Es un deleite ver a quienes se reúnen  a bailar tango de salón sobre el piso de madera, que a veces cambia a ritmo de vals o de milonga, más rapidito y sabroso o, para expresarlo de un modo más ad hoc, con un ritmo “burlón y compadrito”. Aquí, frente a los ventanales de madera y los adornos mexicanos que cuelgan del techo, se despliega “la más argentina de las milongas mexicanas”, como le gusta llamarla a María Inés quien nos dijo: “quise hacer una milonga femenina, donde las mujeres sean conducidas con dulzura, con suavidad.

Con el ánimo de promover el tango en México, Milonga Malena ha realizado varios eventos interesantes; uno de ellos fue viajar por la ciudad a bordo del Turitango, una milonga itinerante, para celebrar el día mundial del tango (11 de diciembre) y la hora del planeta en puntos emblemáticos del DF como el Ángel de la Independencia, el Hemiciclo a Juárez, el Monumento a la Revolución, entre otros.  Además, para conmemorar los 100 años de la UNAM se organizó una milonga en la Hacienda de los Morales. Y junto con la Casa del lago Juan José Arreola se han coordinado los Festivales de Tango.


Dónde
: Fonda San Ángel, Plaza San Jacinto 3 San Ángel,

Estación La Bombilla o Doctor Gálvez, línea 1 del metrobús.

Cuándo: 20 a 1 h.

Contacto: 5563 8478 / 04455 1688 5612

www.milongamalena.com.mx

Clase: L desde las 20 h. Mi desde las 19 h. En Malena, escuela de tango, los lunes, martes y miércoles puede optar por tomar una clase suelta o un seminario intensivo de tango.  Sólo se necesita tener ganas de abrazar y disfrutar.

 

?  Milonga La 13

Sobre la avenida Sonora, casi esquina con avenida Chapultepec, en un vetusto edificio del Seguro Social, el argentino Jorge Bertolucci, precursor de la comunidad milonguera en México desde hace 20 años, comenzó a dar clases de tango en 2008. Tras una pausa, en 2011, le cedió el espacio a Pablo Portugués, quien aceptó gustoso la invitación y convirtió un salón convencional en La 13, un acogedor saloncito de baile, apenas iluminado con tiras de luz y foquitos de exterior, con  mesas cubiertas por manteles de cuadritos rojos con blanco.

Hay que subir las tres plantas del edificio, soportando su silencio sepulcral, para escuchar las primeras notas de esta encantadora y fascinante milonguita. Portugués invita a distintos DJ´S o amigos tangueros para que seleccionen la música de cada semana, por lo que cada jueves el ambiente musical tiene personalidad propia.

Pablo, quien llegó a los brazos del tango por accidente, recomienda disfrutar “el brazo de este baile, pues es algo de lo más atractivo que tiene, y a la gente le encanta”. La postura, el abrazo y la delicadeza con se toma a la pareja, lo vuelve un baile intenso y elegante.

Dónde: Sonora 13, Roma

Estación Chapultepec,  línea 2 del metro.

Cuándo: a partir de las 21:30 h.

Contacto 04455 3242 9881.

FB: LA13.Milonga

Clase: J a las 20 h.

?  Milonga Bar Arrabalero

Los viernes prepárese para disfrutar la milonga más  vieja y elegante del DF; la de Bar Arrabalero, en el segundo piso del Posada Viena Hotel en la Zona Rosa. Además, es la única que cada semana tiene música en vivo.

Encontrar esta milonga en medio de la gran ciudad es casi mágico, ya que desde la calle se escucha el sonido del bandoneón y las melodías bastan para transportarnos a épocas y lugares de los cuales será difícil regresar con el espíritu ileso.  Una vez dentro del salón todo es tango: miradas, vestimenta, etiqueta en general, ya que basta escuchar con atención el arrastre de los pies para darse cuenta de que es la actitud de los bailarines lo que sólidamente le da sustento a este baile.  Concentrados todos, dando lo mejor de sí, en la pista de duela se baila en círculos, en sentido contrario de las manecillas del reloj; en su mayoría son bailarines milongueros en su estilo y estrictos para con la cultura del tango.

Los viernes las noches son musicalizadas por el Cuarteto de Paco Barrón y la música en vivo hace toda la diferencia: piano, violín, contrabajo y bandoneón suenan en el Bar Arrabalero desde hace 18 años.  La milonga ha permanecido activa ininterrumpidamente desde entonces; de hecho, varios parroquianos mencionan que fue en esta barra de tango y, como un semillero, ha difundido con sus clases  el resto de la ciudad. Don Paco, bailando y comenta con orgullo que el maestro argentino Jorge Bartolucci inició aquí los primeros grupos de tango de la ciudad. “Yo siempre pensé  que el tango era depresivo, y cuando empecé a bailarlo me di cuenta de que era todo lo contrario,; me sentía fuerte, me sentía mejor”.

Dónde: Marsella 28 esq. Dinamarca, Juárez

Estación Cuauhtémoc línea 1 del metro.

Cuándo: 23 a 2 h

Contacto: 5592 7303.

Clase : S de 12 a 14 h.

 

? El Abrazo

Es una milonga íntima que se prolonga hasta la madrugada en un pequeño salón de gimnasia en la avenida Colonia del Valle, justo arriba del autolavado.

Iluminada sensualmente con luz roja y azul, y acondicionada con espejos y sillas alrededor, esta milonga organizada por Jorge Martínez y Consuelo Conde invita a sus asistentes a traer consigo lo que quieran de bebida y alimentos. Así entre palomitas de maíz y vasitos de agua o refresco, los milongueros festejan un cumpleaños o celebran juntos un aniversario.

El ambiente es cálido y cordial, mientras los pasos firmes y sensuales de Consuelo van cambiando de pareja, enseñando a más de uno con qué carácter vale la pena vivir la vida

Dónde: Av. Colonia del Valle 131 (eje 5) y Sacramento

Estación Colonia del Valle, línea 1 del metrobús

Cuándo: 21:30 a 2 h (o hasta morir, si la cosa se pone buena)

Contacto: [email protected]

Clase : S desde las 20 h.

 

? Milongas que van y vienen

En la Ciudad de México van y vienen milongas. Algunas de ellas buscan consolidarse, otras van por ese camino. Así tenemos que los lunes, posiblemente, encontrará a MILONGA MALEVA organizada por Carina Trapp y Abraham Díaz (insurgentes Sur 1216; de 18 a 21:30h Tel. 5575.6115, 5559.1079).

Algunos martes, en el restaurante Asado Del Valle, delegación Cuauhtemoc está BLANCO ÁGUILA, conducida por dos grandes maestros de tango ([email protected]).

En el RESTAURANTE COVADONGA, los miércoles tendrá acceso a MILONGA COVADONGA, conducida por Consuelo y Jorge en el salón Covadonga (Puebla 121, esp. Orizaba; de 20 a 1:30h)

Algunos viernes del mes surge EL DEVENIR DEL TANGO, en la calle de Montevideo casi esquina con Avenida de los 100 metros ([email protected])

En el restaurante QUEBRACHO de la Zona Rosa, pueden alternar, a lo largo del año, dos milongas; CHÉ COQUETA¡, organizada por María Inés Montilla o LA SINVERGÜENZA , liderada por una pareja argentino-mexicana de bailarines: Luciano Brigante y Alejandra Orozco ([email protected], [email protected])

En fin, la oferta es grande. Le sugerimos buscar estas milongas por correo electrónico o Facebook. En las redes sociales aparecen todos los eventos milongueros de la Ciudad de México

? Conozca más

En México, el tango fue bien recibido, pues llegó en la década de 1930 cuando la radiodifusión estaba en apogeo y la sociedad en plena modernización. En la XEB y XEQ sonaban constantemente los tangos de Juan Arvizu –uno de los primeros cantantes mexicanos del género-, Emilio Tuero, Maruca Pérez, María Grever y el Ché Sareli, entre otros.  Para 1946, llega Libertad Lamarque para convertirse en la máxima exponente  del tango; las casas disqueras no dejaban de grabar esta música interpretada por la “Novia de América””, como también se le conocía, y escrita por Agustín Lara, uno de los compositores más importantes de boleros y tangos; se cuentan 27 tangos de su autoría, uno de ellos es Arráncame la vida.

 

? Sabía que…

Desde 2009, la UNESCO incluyó al tango dentro del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad; a petición de los gobiernos de Argentina y Uruguay.


?  Tips para bailar Tango

1 Cuando alguien lo invite a bailar, por cortesía recuerde que debe conceder tres piezas a su pareja. Cumplida esa cuota, puede despedirse con una sonrisa para bailar con alguien más.

2 Prácticamente todas las milongas ofrecen una clase antes de “abrir su pista”. Algunas tienen clases otros días más, pregunte por las opciones.

3 No es necesario llegar acompañado a una milonga. Como dice María Inés Montilla: “No hay ningún problema… a las milongas casi todos llegamos solos”.

4 Para bailar tango use ropa cómoda, que le permita mover bien las piernas.

5 Para invitar a alguien a bailar, basta con usar algunos rasgos de etiqueta propios del tango, como el “cabeceo” –mirar a los ojos a la mujer prospecto, sin importar que se encuentre cruzando el salón-; si las miradas se encuentran y ella asiente con la cabeza, es suficiente para verse en la pista y comenzar a milonguear. Si eso no funciona, pruebe con un sencillo: “¿Baila?”

6 El tango se baila por tandas, las cuales se dividen en cortinillas (música inconexa que indica el término de la tanda y el inicio de la siguiente), inicio de la música que es por ritmo, milonga, tango-vals o tango de salón –más rítmico y picadito- u orquesta.


Fuente: México Desconocido, Especial ¡Ven a bailar a la Ciudad de México!, diciembre 2012