Con reforma hacendaria, 800 mdp menos al DF

Los diputados locales Vidal Llerenas y Esthela Damián, así como el diputado federal, Carlos Augusto Morales y el presidente del PRD capitalino, Raúl Flores, denunciaron que con el cambio de fórmula en la ley de Coordinación Fiscal que propuso la secretaría de Hacienda, la ciudad perderá 800 millones de pesos por recaudación de impuestos.

“Son como 7 mil millones de pesos que en la negociación presupuestal se determinan”, además de la perdida por recaudación de gravámenes “que debe estar a la orden de 800 millones de pesos por estos impuestos que no se van a cobrar”, aseguró Vidal Llerenas.

Los funcionarios hicieron un llamado a emprender acciones para pedir al gobierno federal incluya a la capital del país en el Fondo de Aportaciones para Infraestructura Social (FAIS).

“Primero debemos cerrar filas todos los perredistas, tener la certeza de que nuestra condición de minoría en San Lázaro no nos ha impedido, en ejercicios presupuestales anteriores, lograr recursos adicionales para el DF. Existen las condiciones necesarias para sensibilizar a los diferentes grupos parlamentarios y convencerlos de que darle un trato fiscal justo al DF es en beneficio de todo el país”, dijo la perredista Esthela Damián.

Aseguró que “con la reforma hacendaria que envió para su análisis y discusión a la Cámara de Diputados, el gobierno federal puso de manifiesto su interés de maltratar al gobierno del DF que encabeza Miguel Ángel Mancera”.

La diputada local añadió que “los servicios públicos de la ciudad no van a poder mejorar si nosotros no establecemos un frente común contra esta reforma hacendaria que para el gobierno federal sí significará mayores recursos”.

Los diputados adelantaron que en los próximos días se llevará a cabo una reunión con diputados federales y Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, para hablar sobre el tema del Fondo de Capitalidad y el presupuesto para la Ciudad de México, además de solicitar al presidente del Sol Azteca que lleve el tema al Pacto por México y exija un trato fiscal más justo para el DF.

Milenio