Tráfico ilegal de animales en México supera al de armas

De acuerdo con Mónica Pineda, presidenta de la organización Gente por la Defensa Animal, A.C. (GEPDA), el tráfico ilegal de especies en peligro de extinción ha superado al de armas, situación alarmante que implica una corresponsalidad entre el gobierno mexicano y sus instituciones.

Este incremento es el resultado de que existan personas con el afán de comercializar y adquirir este tipo de animales, ya sea para usarlos como mascotas exóticas o para explotar sus pieles o dientes, entre otras extremidades.

Por ello, Pineda apuntó que el daño es irreversible, y que aunque México es conocido por su gran riqueza en cuanto a biodiversidad, también lo es por su poca capacidad para proteger a estas especies.

Asimismo, comentó que la domesticación de fauna silvestre, la compra-venta ilegal de perros y gatos, así como mantenerlos en cautiverio en espacios reducidos, son algunas de las problemáticas a resolver y a las que por años se ha enfrentado el reino animal.

Afirmó que los animales generan lazos de dependencia por alimento y cobijo si entran en contacto con humanos, lo que después dificulta su reubicación en su hábitat natural.

En el caso de las ciudades, el problema es la sobrepoblación de animales de compañía, (perros y gatos), y el abandono y maltrato que padecen algunos.

Resaltó que es mejor adoptar animales que comprarlos ilegalmente, y que es de gran importancia atender sus necesidades, que involucran el brindarles un hogar y cariño, como si fueran un miembro más de la familia.

Además, hizo hincapié en la necesidad de prohibir la venta de animales en mercados establecidos y tianguis rodantes, pues según reportes, muchos sobreviven en condiciones deplorables, se entregan enfermos y no se le da ninguna garantía al consumidor. También dijo que no hay ninguna instancia que vigile el actuar de estas tiendas.

El maltrato animal es castigado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la cual posee las facultades para proceder legalmente contra cualquier tipo de maltrato, ya sea encierro, falta de alimento o deterioro físico.

La defensora añadió que es urgente crear una reforma a las leyes establecidas referentes a la protección animal, así como la creación de nuevas disposiciones, ya que que las existentes son poco precisas en materia de bienestar animal y en cuanto a los parámetros de las condiciones vitales de fauna silvestre en cautiverio.

Finalmente, reiteró que los activistas en pro de los derechos animales en México, exigen una regulación federal respecto al cuidado y protección animal que cubra fauna silvestre, animales de consumo y de compañía.

GEPDA es una asociación sin fines de lucro creada en el Distrito Federal en el año 2000 y constituida en el 2005. Está enfocada en mejorar la vida de los animales en México con base en la aplicación de las leyes de protección animal, resolviendo reportes de crueldad y educando a la población en una cultura de bienestar animal.

vía México Haz Algo