Calderón: “Ni en el PRI hacían tantas fechorías”

Tras ser acusado ayer por Juan Molinar de amenazar con renunciar al Partido Acción Nacional (PAN) por no haber podido “derrocar” a Gustavo Madero y optar por “la ruta del aislamiento y el rencor”, Felipe Calderón denunció hoy a la dirigencia actual de hacer trampas y manipulaciones peores que el PRI.

En una carta enviada a Molinar, que difundió a través de Twitter, igual como lo hizo ayer Molinar, Calderón omite sus amagos de renuncia al PAN desde 2010, las imposiciones que hizo, desde Los Pinos, de Germán Martínez y César Nava como presidentes del PAN y su fracaso para hacer lo mismo con Roberto Gil Zuarth y Ernesto Cordero.

En cambio, acusa a Molinar de sufrir “amargura” y le recuerda que él lo propuso como consejero del Instituto Federal Electoral (IFE), lo hizo diputado federal, director del IMSS y secretario de Comunicaciones y Transportes en su gobierno,
“No tenías esa amargura cuando te invité a construir el triunfo de 2006 ni en el alegre cuarto de guerra, ni mucho menos el día que pudiste decir ‘ya está’”, recuerda Calderón.

“Tenías amargura, tristeza y preocupación cuando fuiste víctima de las peores ignominias. Sabes que de todas ellas te defendí, aún a costa mía. Pero sí, la tuviste desde el día que pedí tu renuncia. Sé que de entonces a acá has tenido razones cada vez mayores de alimentarla”.

En su respuesta, que profundiza el choque con la dirigencia que encabeza Madero, Calderón niega que lo gobierne su temperamento y evade las derrotas que Molinar le atribuye, como la de Roberto Gil Zuart, Ernesto Cordero y Margarita Zavala.

Calderón, refiere, no ha competido, pero cuando lo ha hecho ha sabido ganar y perder. “Pero aquí, Juan. Ustedes están haciendo trampa”.

Le dice que el PAN ha cerrado la puerta a los ciudadanos y prueba de ello es que los 15 candidatos a diputados plurinominales sólo representan a la coalición de intereses que controla ese partido y no a los ciudadanos.

Inclusive, añade, el PAN también le ha cerrado las puertas a servidores públicos leales e intachables que, desde hace un año, no se ha podido afiliar, porque ese proceso lo controlan la dirigencia y los gobernadores.

“Quienes están en esa coalición de intereses, en cambio, hasta mandan cartas de Navidad al domicilio personal y electrónico de los casi ya medio millón de militantes”, reprocha Calderón, en alusión a las cartas que en diciembre envió el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, a militantes de todo el país.

Juzga: “Impedir el ingreso de mujeres y hombres de bien que espontáneamente quieren registrarse y a la vez afiliar corporativamente desde los gobiernos estatales, negar el padrón a disidentes internos, pero utilizarlo en provecho principal por ustedes… ni el PRI se había atrevido a tanto”.

Y amaga: “Y no hablemos, por ahora, de los recursos económicos que utilizan. Eso merece capítulo aparte”.

Calderón minimizó la carta de Molinar y se victimizó: “Para alguien que ha estado bajo constantes amenazas, incluso de muerte, esos escritos son nada, son como las bolitas de papel que te avientan en clase”.

Finaliza su carta mandándole un mensaje a Madero, a quien no menciona, y con una solicitud de apoyo de la dirigencia del PAN para su hermana Luis María Calderón, quien es candidata a gobernadora de Michoacán por segunda ocasión:

“Diles a tus amigos que hagan a un lado su narcisismo, al menos por un rato, y que en lugar de hacer anuncios para sí mismos, los hagan para las candidatas y candidatos que literalmente se están jugando la vida, como es el caso de Cocoa, y que necesitan todo el apoyo. Deseo sinceramente que tengas paz y hagas a un lado tanta amargura. Un abrazo”.

Fuente Proceso