Los libros y escritores en y sobre la Ciudad de México

El panorama literario del DF es un vasto caleidoscopio que, como sus copiosas y sobrepobladas calles, cuenta más historias de las que suelen hallarse en las guías turísticas (o literarias) comunes.

Aquí algunas recomendaciones para vivir la ciudad acompañado de un libro (o desde dentro de uno):

Tristessa, Jack Kerouac

Aunque es más conocido por On The Road Los vagabundos del Dharma, Kerouac fue un gran explorador del DF. Tristessa es una historia de amor del estilo de Los subterráneos, pero ubicada en calles de la colonia Roma y el Centro del DF. Porque Burroughs no fue el único poeta beat que quedó fascinado con la Roma.

Tristessa

Hotel DF, Guillermo Fadanelli

Con una estructura parecida a La vida instrucciones de uso, de Georges Perec, Fadanelli cuenta a través de Frank –suerte de alterego– las vidas de locales y extranjeros que visitan el DF y se hospedan en un hotel. Las historias se multiplican y cada una tiene algo que decir sobre sus primeras impresiones sobre la ciudad; un auténtico mosaico de recién llegados.

La CastañedaNarrativas dolientes desde el Manicomio General / México, 1910-1930, Cristina Rivera Garza

La novela Nadie me verá llorar de la misma autora tiene lugar en el mismo Manicomio General, obra del Porfiriato para reclusión de enfermos mentales e “indeseables” políticos; sin embargo, La Castañeda es interesante porque cuenta la historia del lugar no sólo desde el (siempre lúcido) punto de vista de Rivera Garza, sino desde las fotografías y registros históricos de la Castañeda misma, como si el hospital psiquiátrico fuera el narrador de su propia historia.

Las batallas en el desierto, José Emilio Pacheco

A un año de su muerte, JEP sigue siendo un protagonista literario del DF a través de los homenajes oficiales y lecturas públicas de su obra. Es buen momento para recordar uno de esos libros que son perfectos para comenzar a leer, con la historia de un niño y su amor platónico por una mujer mayor, que además nos recuerda cómo eran las escuelas y las calles de la ciudad hace más de medio siglo.

las-batallas-en-el-desierto

La destrucción de todas las cosas, Hugo Hiriart

Una novela de ciencia ficción que, como los mejores exponentes del género, recurre al pasado o al futuro distante para hablar del presente. Una civilización extraterrestre (denominada simplemente “los otros”) llega al DF, lo que da lugar a una deliciosa exploración acerca de las conquistas militares y culturales que han atravesado la ciudad, desde los tlaxcaltecas contra los mexicas en el México de la Conquista hasta la invasión cultural de Hollywood y la versión chilanga del american way of life.

destr

DF Confidencial, J. M. Servín

En la tradición del periodismo gonzo a la Hunter S. Thompson, J. M. Servín transforma historias de la nota roja y la vida privada de la ciudad en una crónica de episodios mórbidos contados con fineza literaria. Episodios como la toma de Reforma por parte de los seguidores de AMLO en 2006 o el macabro episodio de “la Mataviejitas” (una improbable asesina serial), sirven para mirar la ciudad a través de su periodismo.

Todo Belascoarán: la serie completa de Héctor Belascoarán Shayne, Paco Ignacio Taibo II

El detective Héctor Belascoarán Shayne es un ingeniero retirado que se mete a detective privado, a través de cuyas historias Paco Ignacio Taibo II cuenta las corruptelas gubernamentales y el crimen que, tristemente, es parte medular de la ciudad. La edición de Planeta conviene pues, cuando uno empieza a leer las novelas policiacas de PIT II, es mejor tener varias a la mano.

Poesía completa, Efraín Huerta

Huerta es llamado “el poeta de la ciudad”, y en la conmemoración de los 100 años de su nacimiento su poesía ha inundado las calles que amó y odió profundamente en su poesía. Desde “Los hombres del alba”, publicado en 1944, Huerta es como una bocanada de aire fresco en la poesía de la ciudad, mezclando rebeldía, humor y amor en diferentes modalidades: a los amigos, a las mujeres, a la Revolución y, por supuesto, a la ciudad. Nunca es demasiado tarde ni demasiado pronto para sumergirse en la poesía del “Gran Cocodrilo”.

Los detectives salvajes, Roberto Bolaño

Esta novela no tiene lugar solamente en la ciudad de México, sino en los cinco continentes; sin embargo, la historia dialoga constantemente con la ciudad y con las facciones literarias que la han tenido como campo de batalla a lo largo del siglo XX. Una de las novelas más importantes de las últimas décadas, que no trata al DF como un telón de fondo turístico, sino que extrae de él la fuerza narrativa que alimenta las excursiones internacionales de sus protagonistas, los inolvidables Roberto Belano y Ulises Lima.

La ciudad de los palacios: crónica de un patrimonio perdido, Guillermo Tovar de Teresa

Guillermo Tovar es a la ciudad de México lo que la figura del “cronista del pueblo” es a las ciudades más pequeñas: en La ciudad de los palacios pareciéramos recorrer a pie, calle a calle, el DF a través de los cambios brutales y graduales que ha sufrido mediante la transformación de su arquitectura. Un recorrido por el tiempo y el espacio de manos de un erudito con vocación de vagabundo, además de poseedor de una forma de contar la ciudad como si ella misma se tratara de un libro.

Instrucciones para vivir en México, Jorge Ibargüengoitia

Una reunión de artículos periodísticos que el narrador y crítico escribiera entre 1969 y 1976. El autor de novelas históricas como Los pasos de López Dos crímenes, sin embargo, vuelve con su humor descarnado y su inteligencia penetrante hacia la vida cotidiana del DF, desde los conflictos con la legendaria burocracia mexicana (sólo comparable en barroquismo con la cubana o la soviética) hasta el tedio de la distancia, una de las condiciones de la movilidad en la urbe. Un instructivo sentimental del DF, pero nada cursi, sino de torcida sonrisa.

Jorge

*Fuente: mxcity.mx