Los beneficios de pagar la colegiatura con TDC

patrulla estudiantil

Los beneficios de pagar la colegiatura con TDC

Con el inicio del nuevo ciclo escolar, los útiles y uniformes no son el único dolor de cabeza, también las colegiaturas. Afortunadamente, si cuentas con una tarjeta de crédito puedes sufragar las colegiaturas superiores a 2 mil pesos de preescolar a bachillerato y deducirlas para el próximo año.

Este gasto sólo será deducible si se sufragó con tarjetas de crédito, débito o de servicios, cheques nominativos o transferencias electrónicas de fondos, explicó Claudia Covarrubias, del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Si bien las instituciones educativas pueden expedir facturas electrónicas que fueron pagadas en efectivo, ya que es su obligación, éstas no serán deducibles el próximo año cuando presentes tu declaración anual 2015, dijo Juan Manuel Franco, de la Comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

“Los montos superiores a 2 mil pesos deben ser pagados obligatoriamente con tarjeta, cheque nominativo o transferencia electrónica. Es uno de los requisitos estrictos para que procedan las deducciones. El detalle del pago se inscribe en la factura y la autoridad lo coteja. Esto lo hace con el objetivo de garantizar que no existan discrepancias, es decir que los contribuyentes gasten más de lo que declaran”, comentó Franco.

La deducción aplica para el pago de tu propia formación, hijos, nietos, cónyuge, concubina (o), padres y abuelos, excluyendo a sobrinos o tíos, detalla el decreto de estímulos fiscales para personas físicas.

Las colegiaturas a nivel universitario o profesional no aplican; tampoco son deducibles las inscripciones, reinscripciones, pago de libros escolares ni mucho menos, material didáctico.

El SAT establece los límites a las deducciones por nivel educativo, por año y por pupilo: preescolar 14 mil 200 pesos; primaria 12 mil 900 pesos; secundaria 19 mil 900 pesos; profesional técnico 17 mil 100 pesos, bachillerato o su equivalente 24 mil 500 pesos.

“Cuando realices pagos en un mismo ejercicio fiscal, por una misma persona, por servicios de enseñanza correspondientes a dos niveles educativos -ejemplo, pasa de primaria a secundaria- el límite anual de deducción es el correspondiente al monto mayor de los dos niveles”, detalla la autoridad fiscal.

Pero no puedes deducir si la persona inscrita recibe una beca o cuenta con ingresos equivalentes o superiores a un salario mínimo. En el caso del transporte escolar, se hace efectiva cuando éste es obligatorio y sólo para los hijos o nietos del contribuyente.

Toma nota:

Recuerda que debes pedir las facturas por cada uno de tus pagos y posteriormente, archivarlos para tu próxima declaración.

La deducibilidad aplica al pago de colegiaturas personal o de hijos, cónyuge, concubino o padres, de preescolar a bachillerato.

Verifica que en las escuelas acepten pagos con tarjetas de crédito, débito o servicios, cheques y transferencias electrónicas.

Con información de El Financiero