El Gobierno de NL rectifica la cifra de muertos en penal de Topo Chico: son 49 y 12 heridos

 El Gobierno de Nuevo León rectificó esta tarde la cifra de muertos de 52 a 49 que dejó el motín registrado en el penal de Topo Chico.

En una conferencia de prensa, Miguel Treviño de Hoyos, jefe de la Oficina del Gobernador Jaime Rodríguez Calderón, precisó que 40 de los fallecidos ya han sido identificados, mientras que de los otros nueve cuerpos restantes, cuatro están pendientes de identificar y cinco están calcinados. Sobre las  personas que se encuentran hospitalizadas, las autoridades reiteraron que se trata de 15, cinco de ellas son atendidas en el Hospital Civil de esa ciudad, una de ellas que se encuentra grave no ha sido identificada, mientras que el resto de los lesionados recibieron atención médica en el penal.

El Gobierno de Nuevo León dio a conocer la lista de los 40 reos muertos que hasta el momento han sido identificados. A continuación los nombres de los 40 fallecidos identificados:

Carlos Alberto López de la Rosa; Robert Steve Segura Rivera; Damián Emanuel González Juárez;  Juan Francisco Jesús Aguilar García o Juan Francisco de Jesús Aguilar García; Miguel Ángel Gaytán Pardo; Francisco Javier Villegas Ibarra; José Fabián Bernal Ortiz; José Guadalupe Frías Mendoza; Guadalupe Armando Graciano Rodríguez; Luis Alejandro Ortiz Martínez o Luis Alexandro Ortiz Martínez; Luis Carlos Montemayor Torres; José Isabel Flores Márquez; Juan Manuel Flores Galván; Erick Antonio González Calzada o Erick Antonio González Dávila; Oliver Estif Rodríguez Herrera; Darío Sánchez Macías; Miguel Ánguel Salas Valdez; José Luis Rodríguez Huerta; Juan Francisco Moreno Solís, y Edgar Alejandro Torres Dávila.
Francisco Iván Miranda Contreras o Roberto Iván Gaeta Miranda o Francisco Iván Contreras Miranda o Roberto Iván Miranda Contreras o Francisco Iván Gaeta Miranda o Roberto Iván Miranda Castañeda; Francisco Becerril Piña o Jonathan Francisco Becerril Piña; Juan Carlos González Morales o Juan Carlos González Morelos; Erasmo González Morales o José Luis González Ramirez; Julio César Bender Canales; Martín Rodríguez Chavez; José Guadalupe Ramirez Quintero; Iván Alejandro Rocha Ruiz; Jorge Ponce Loredo; Jonathan Francisco Escobar Tovar; Oscar Alberto Quintanilla Rivera; Roberto Carlos Puente Valdéz; Jesús Carlos Ramírez Maldonado o Jesus Carlos Alejandro Ramírez Maldonado; Oscar Conejo Salazar; Eduardo González Cárdenas; Cornelio Cerda Corpus o Jorge Alberto Reyna Rubalcaba; Joel Ibarra Martínez; Ismael Jair Galván Cabriales o Ismael Yair Galván Cabriales; Jonathan Emanuel Estrada Pérez, y Modesto Santana Aguilar.

El mandatario, conocido como “El Bronco”, había informado durante una conferencia esta mañana que los hechos ocurrieron en las áreas C2 y C3, y descartó que hubiera mujeres y niños entre las víctimas. Dijo que el choque fue protagonizado por dos bandas criminales, una liderada por Jorge Iván Hernández Cantú, alías “El Comandante Credo”,  y la otra por Juan Pedro Salvador Zaldívar, identificado como “El Z 27″.

Afuera de la prisión, cientos de personas exigían a gritos saber si sus familiares estaban entre las víctimas.

“No nos han dicho nada, sólo salió el Procurador y dijo algo pero muchos no escuchamos y ya advirtieron que mientras no haya orden no nos van a dejar pasar”, indicó Ernestina, quien dijo ser madre de un interno, aunque declinó dar su nombre completo por temor a represalias.

“Todo es un desorden y nadie nos dice nada”, agregó.

En un momento la gente se agolpó en una de las entradas de la prisión y comenzó tirar de la reja hasta abrirla, aunque policías se interpusieron para evitar que entraran.

Familiares de los internos se manifiestan afuera de las instalaciones del penal en exigencia de que se les den informes sobre lo ocurrido durante las primeras horas de este jueves. Foto: AP.

Familiares de los internos se manifiestan afuera de las instalaciones del penal en exigencia de que se les den informes sobre lo ocurrido durante las primeras horas de este jueves. Foto: AP.

El Gobernador informó que el enfrentamiento comenzó la noche del miércoles y durante la riña prendieron fuego a una bodega de la prisión donde se guardan víveres. Aseguró que las autoridades controlaron la situación la madrugada del jueves y que ningún reo se fugó.

Rodríguez Calderón detalló que ante la gravedad del caso se “amerita un manejo responsable de las cifras” y por respeto a las familias, dijo, las autoridades estarán a la espera del reporte pericial para dar a conocer la identidad de los fallecidos.

“Estamos viviendo una tragedia”, dijo. “Los hechos en el penal de Topo Chico son dolorosos y lamentables”, afirmó.

El Gobierno de Nuevo León informó que solicitará a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) para que esté presente durante las investigaciones para deslindar responsabilidades.

Horas más tarde, el Presidente Enrique Peña Nieto manifestó sus condolencias e instruyó a la Secretaría de Gobernación (Segob) de apoyar al Gobierno de Nuevo León a través de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha reportado que varias prisiones en el país están bajo control de los reos. Así lo informó en 2013 cuando señaló que a partir de visitas y entrevistas encontró que de 101 prisiones, en 65 los reos ejercían un “autogobierno”.

En febrero de 2012, en la cárcel de la localidad de Apodaca, también en el estado de Nuevo León, 44 reos murieron en una riña. Las autoridades responsabilizaron a miembros del cartel de Los Zetas recluidos ahí.

Según testigos, en el exterior del recinto se escuchaban explosiones y gritos . Foto: Xinhua.

Según testigos, en el exterior del recinto se escuchaban explosiones y gritos . Foto: Xinhua.

Familiares se apostaron desde las primeras horas de este jueves afuera del penal en espera de información y algunos arrojaron piedras y palos hacia el interior gritando y sacudieron los barrotes para intentar entrar en medio de la desesperación. Mientras “El Bronco” daba información sobre los sucedido, las familias se enfrentaron a la Policía en los accesos a la cárcel, según constató Efe.

Testigos dijeron a la prensa que tras el incendio se escucharon explosiones y detonaciones. Informaron además que en el exterior del recinto se escuchaban explosiones y gritos de los internos, mientras las fuerzas de seguridad rodeaban el recinto y cortaban los accesos para evitar una fuga masiva de reclusos.

Aunque efectivos de la Policía, el Ejército y la Marina cerraron las calles aledañas, pero no pudieron evitar que los familiares, desesperados por la falta de información, abrieran por la fuerza uno de los portones y estuvieran a punto de entrar a las instalaciones penitenciarias.

“Queremos información, nada más. Que no nos echen mentiras, que nos hablen con la verdad”, dijo a la televisión una mujer, familiar de un preso. “Necesitamos que pongan la lista ahí de los fallecidos, de los heridos”, agregó.

“Vimos el humo, la quemazón, oímos los balazos los gritos, todo", dijo uno de los testigos. Foto: Cuartoscuro.

“Vimos el humo, la quemazón, oímos los balazos los gritos, todo”, dijo uno de los testigos. Foto: Cuartoscuro.

Algunos de los parientes de los reclusos arrojaron piedras y obligaron a las fuerzas de seguridad a frenar su intento de entrar a la cárcel.

“Nada más queremos que nos den información de nuestros presos porque estamos desde las doce de la noche pedimos hablar con el Alcalde o alguien que nos de información porque no es justo, dicen que hay bastantes muertos, que hay heridos y nada más queremos información. Estamos haciendo todo esto para ver quién sale, porque nadie nos quiere dar la cara”, señalaron  los familiares en entrevista para medios locales.

“Vimos el humo, la quemazón, oímos los balazos los gritos, todo. Estamos todos desde las doce de la noche y nadie nos quiere dar información, que venga ‘El Bronco’ y nos de la cara, el Alcalde o quien sea”, dijeron.

El motín se inició de madrugada en el penal, el más antiguo del estado de Nuevo León, y tres horas después las autoridades trataban de controlarlo con un fuerte despliegue policial, que incluyó miembros del Ejército, de la Fuerza Civil y de la Policía de Monterrey.

Vía Sin Embargo