Ubican vecinos zonas de riesgo

colonia más peligrosa

De día y de noche, diferentes zonas del centro, oriente y poniente de la Ciudad de México ponen en alerta a los transeúntes.

Callejones y parques solitarios, avenidas con poco alumbrado, asaltos y prostitución son aspectos que alarman a vecinos.

La Delegación Cuauhtémoc tiene la tasa delictiva más alta, con 290 ilícitos de alto impacto por cada 100 mil habitantes, en el periodo de enero a junio de este año, según datos de la Procuraduría de Justicia capitalina (PGJ).

REFORMA pudo apreciar lugares como el callejón Nezahualcóyotl y Zaragoza abandonados.

Conductores toman sus preocupaciones en el sitio, ante la imposibilidad de dejar de pasar por diferentes avenidas del Centro.

“Una o dos calles antes de llegar a la Merced, por Corregidora hay un camellón donde hay muchas personas drogándose, prostitución y (presuntos) delincuentes. El otro día vi a una mujer casi desnuda con la mona”, contó un taxista.

Incluso, vecinos de la Colonia Guerrero tienen ubicados en un mapa las calles con el mayor número de asaltos, y la zona entre el Metro Garibaldi y Bellas Artes es un punto por el que no deben transitar.

Las coordinaciones territoriales ubicadas en Buenavista y la Colonia Obrera fueron en las que se registró la mayor incidencia delictiva en 2015.

“Ahí sí es de cuidado, no es bueno andar deambulando por esa zona”, advirtió uno de los habitantes.

Mientras que en la Delegación Venustiano Carranza, en el perímetro cercano al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, también es ubicada como peligrosa, sobre todo en Colonias como Santa Cruz Aviación, Industrial Puerto Aéreo y Jardín Balbuena.

“Yo trato de no pasar por las calles que están detrás de la Plaza Aeropuerto. Si tengo que ir, dejo a la persona y me voy rapidísimo de la zona”, dice Ricardo, chofer de Uber.

En la Delegación Miguel Hidalgo, vecinos reportan que el barrio de Santa Julia es uno de los lugares donde no cualquiera entra.

“Mis papás me prohíben pasar por ahí, hay muchos templos de la Santa Muerte”, explica Amparo, una joven que transita continuamente por el Metro Normal.

Mientras que en las inmediaciones del Metro Tacubaya abundan los reportes de personas drogadas, tomadas y bandas de asaltantes.

“En toda toda la zona de Tacubaya hay varias calles por aquí que dan miedo y a muchos compañeros los llegaron a robar”, comentó un taxista.

A pesar de los operativos que aplican la Secretaría de Seguridad Pública capitalina y la PGJ en diferentes sitios de la Ciudad, algunos transeúntes y automovilistas aún sienten temor de ser víctimas de la delincuencia.

Guadalupe Fernández

Reforma