Tips: Lo que no puede faltar en tus Posadas Navideñas tradicionales

Tips: Lo que no puede faltar en tus Posadas Navideñas tradicionales

Recuerdo las posadas con mucho cariño: mi bisabuela organizaba una cada año y la casa se llenaba de vecinos, familiares y amigos. Estas celebraciones del rito católico se llevan a cabo del 16 al 24 de diciembre.

Si bien las costumbres y creencias cambian con el paso del tiempo es importante que la esencia de compartir se mantenga, así que acá te cuento algunos infaltables para que organices estas fiestas tradicionales. No importa si no eres religioso: son un buen pretexto para disfrutar y cerrar el año con broche de oro.

Origen de las posadas.

Cuentan la historia que José y su esposa María caminaron de Nazaret a Belén y tardaron en llegar nueve días. La Virgen estaba por dar a luz a su hijo Jesús y después de ser rechazados en diferentes casas, personas generosas les dejaron refugiarse en un establo. Esto se conmemora en varios países del mundo católico nueve días antes de Nochebuena. En México se realizan desde 1587, gracias a la labor evangelizadora del religioso agustino fray Diego de San Soria, prior del convento de San Agustín Acolman, en lo que hoy en día es el Estado de México.

Si tu familia es muy religiosa o les gusta realizar la tradición completa, primero se canta una letanía y se “pide posada” con un cántico:


La piñatas, el baile y la cena son lo que sigue a esa costumbre. A los invitados se les llama “peregrinos” y llevan velitas encendidas.

Piñata

No hay fiesta sin el “dale, dale, dale, no pierdas el tino”. Ya te conté del origen de estas bellezas que son a la vez artesanía y motivo de alegría en este blog. Elije la que más te guste en algún colorido mercado, rellénala de fruta, dulces tradicionales y uno que otro mensaje navideño para desear buena suerte y diviértete.

Comida y bebida

La comida es parte esencial de una posada y si bien el menú varía según la región y el hogar, hay alimentos que no pueden faltarte por prácticos y ricos: ponche, buñuelos, tostadas y tamales. Si buscas recetas en la sección de ¿Qué comer? te doy diferentes sugerencias para que consientas a los que más quieres con sabores tradicionales y otros que salgan de tu creatividad.

Aguinaldos

Estas bolsitas se entregan a cada invitado como regalo y se rellenan de frutas de temporada (naranja, caña y tejocote son algunas de ellas), colación, esos dulces coloridos rellenos de almendra o cacahuate, dulce de anís, cacahuates, galletas de animalitos o lo que tu imaginación te dicte. Si bien han ido cambiando, lo esencial es que los hagas para apapachar a los asistentes a la posada.

Adornos y música

Farolitos, papel picado y escarcha no pueden faltar en tu decoración. Además de darle vida a tu fiesta te servirán para interactuar con los que organicen la posada. Haz varias playlists para que no falte la música y dile a tus amigos que lleven las suyas para que cada quien tenga su momento de DJ en la celebración. Incluye música para bailar y disfruta.

Luces de bengala

Si bien debes usarlas con mucho cuidado estos fuegos artificiales nos remontan a la infancia e iluminan los juegos posteriores a romper la piñata y cenar. Siempre checa que los niños las usen en compañía de un adulto y evita accidentes manejándolas con precaución.