Nepotismo: Estas son las dinastías políticas que buscarán tu voto este 1 de julio

nepotismo

La designación de hijos, esposas y familiares de políticos como candidatos a puestos de elección popular, nepotismo, representa un costo tanto para los partidos como para los aspirantes que tendrán que lidiar con este estigma durante las campañas

Son hijos, esposas o parientes de políticos encumbrados que ahora buscan heredar el poder. Se trata de dinastías políticas que pretenden afianzar su apellido o su grupo en cargos de elección popular. En algunas ocasiones, quienes quieren obtener esos cargos cuentan con poca o nula experiencia en la administración pública, lo que los convierte en casos de nepotismo político.

Esto sucede no sólo en medio de una crisis de credibilidad hacia las instituciones, sino de una crisis económica, de inseguridad y de corrupción que afecta a todo el país.

Algunos familiares que quieren obtener un cargo público cuentan con poca experiencia, lo que los convierte en casos de nepotismo político

No siempre son garantía de triunfo. En ocasiones estos personajes provocan también la debacle de sus partidos y los han llevado a la derrota.

No es majo; pero está mal hecho

Para Fernando Dworak, politólogo del ITAM, el problema no es que haya dinastías dedicadas a la tarea política, sino que los mecanismos mediante los que participan no siempre son los más abiertos y transparentes.

“Una cosa es separar el hecho de que pueda haber familias que su vocación sea lo público o la política —como los Kennedy en Estados Unidos, por ejemplo-, y otra cosa es ver las condiciones en que esas familias hacen política. La cuestión no es si hay familias o no en el poder, sino las condiciones en que los hijos o los nuevos miembros entran a la política: si compiten o si tienen una maquinaria propia en un entorno cerrado, en partidos donde no hay competencia interna real, como sucede aquí en México”, comentó en entrevista.

El especialista subrayó que, al no competir por una candidatura, los políticos con más poder pueden dar su base de apoyo a sus hijos o a su esposa. Así, los vástagos de los políticos dependen enteramente de la maquinaria de sus padres y, comentó, eso es lo más grave.

La cuestión no es que hayan familias en el poder, sino la forma en que éstas entran a la política, ya que existe el riesgo de que el antecesor termine gobernando

“Un riesgo que se corre con esta práctica es que quien acabe gobernando sea el pariente que designó”.

La costumbre de los políticos de llevar a cabo estas prácticas ha estado inmersa en la vida pública de México desde hace décadas. A pesar de las críticas que esto ha traído por parte de la ciudadanía y de los mismos partidos, no existe ninguna iniciativa reciente en el Congreso para buscar regular estas acciones.

Ante la falta de una legislación clara que norme el actuar de los políticos ya consagrados que buscan introducir a sus allegados al mundo de la política éstos continúan estas prácticas de nepotismo con el fin de mantener su apellido dentro de la clase política.

Un caso emblemático en el 2018 será el de Puebla, sostuvo el experto, donde Martha Erika Alonso, esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle, competirá por la gubernatura y no precisamente por sus méritos políticos, sino por la estructura de poder que armó su marido.

Moreno Valle, explicó Dworak, gobernó con una coalición de 4 partidos y, aunque el PRI era oposición, el índice de aprobación de sus propuestas en el Congreso local fue del 99 al 100 por ciento del pleno; es decir, no había oposición real y más bien todo el movimiento político pasaba por manos del mandatario.

“Gracias a ese control que había pudo comprar hasta a los partidos. En la segunda mitad de su mandato, amplió el periodo del Congreso y los municipios hasta el 2018. Es decir, tejió una alianza que le permitió imponer a (Antonio) Gali, que gobierna con el mismo Congreso que fue aprobado por Moreno Valle.

“Eso le va a permitir a Moreno Valle tener un control directo sobre recursos, sobre presupuestos, que le va a permitir imponer a su esposa. Está completamente mal que la ponga, pero hay que discutir esos entornos: Moreno Valle tejió una red de alianzas y complicidades que le permitió hacer eso”, expuso.

Dworak insistió en que no es malo que haya dinastías políticas, sino que se debe trabajar en los mecanismos para garantizar que sean los méritos de estos personajes los que les permitan participar en tareas públicas y no las estructuras de sus antecesores.

“¿Cómo se combate eso? Hay que pensar en condiciones de competencia. Desde mi punto de vista un antídoto es la reelección, porque es más fácil eternizar familias en el poder sin la reelección.

“Ahorita si hay un líder de un coto de poder tiene que repartir lugares a sus cercanos y se van rotando. En cambio, con la reelección, cada uno de ellos va a defender su propio coto de poder y es más fácil romper esas dinastías con el tiempo”, consideró.

No es malo que hayan dinastías políticas pero se deben trabajar mecanismos para garantizar que sean los méritos de estas personas los que les permitan participar en tareas públicas

Otra medida que puede tomarse es que se deben cambiar las reglas de financiamiento de los partidos políticos, porque mientras el ingreso esté garantizado si se conserva el registro, se mantiene una beca “y vas a eternizarte a ti y a tus cuates”.

El especialista indicó que después de las elecciones de este año se deberá trabajar en una nueva reforma electoral donde sea este uno de los temas a tratar.

Linaje de gobernadores

Entre los políticos que buscarán un cargo de elección popular están los parientes de quienes son o han sido gobernadores anteriormente e intentan dar continuidad a su legado

Roberto Albores Gleason es precandidato a la gubernatura de Chiapas. Es hijo del exgobernador de esa entidad, Roberto Albores Guillén. Es senador con licencia. El actual precandidato del PRI enfrenta una crisis en su entidad, pues está en la puerta de un divorcio de su partido con el PVEM.

Martha Erika Alonso Hidalgo es precandidata a la gubernatura de Puebla. Es esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle. Su experiencia se reduce a haber sido presidenta del DIF estatal en los primeros años de gobierno de su esposo y después secretaria general del Comité Ejecutivo Estatal del PAN en Puebla.

Rodrigo Gayosso Cepeda es precandidato de la coalición PRD – Partido Socialdemócrata a la gubernatura de Morelos. Es hijastro de Graco Ramírez, actual gobernador de ese estado. Dirigió el PRD estatal. Su postulación provocó la ruptura de la coalición del PAN, el PRD y MC que sí irán juntos a nivel nacional.

Miguel Ángel Yunes Márquez es precandidato a la gubernatura de Veracruz por la coalición del PAN, el PRD y MC. Es hijo del actual gobernador de esa entidad, Miguel Ángel Yunes Linares. Su cargo más reciente fue como alcalde del municipio de Boca del Río.

Antonio Echevarría García es el hijo del exgobernador de Nayarit, Antonio Echevarría Domínguez, fue seleccionado como candidato oficial a la gubernatura de la entidad por parte de la coalición PAN, PRD, PT y PRS después de que el abanderado original, Rafael Bruno Orozco Velázquez, declinara ante el puesto.

También a alcaldías

Éstos son uno de los puestos más peligrosos por la violencia del país

Fernando Elizondo Ortiz es aspirante independiente a la alcaldía de San Pedro Garza García, Nuevo León. Es hijo de Fernando Elizondo Barragán, exgobernador de Nuevo León.

Pedro Joaquín Delbouis es precandidato a la alcaldía de Cozumel, Quintana Roo. Es hijo de Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía; y sobrino de Carlos Joaquín, actual gobernador del estado.

El otro poder

Aunque no busquen un cargo de elección popular, hay miembros de la ‘monarquía’ política que tienen poder en las decisiones que se toman en los partidos

René Fujiwara Montelongo es uno de los coordinadores del movimiento juvenil de Morena y opera principalmente en Chiapas. Es nieto de Elba Esther Gordillo. Ha sido diputado federal.

José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso López Obrador Se trata de los tres hijos mayores de Andrés Manuel López Obrador, precandidato presidencial de Morena, quienes conforman su círculo más cercano. Llevan a cabo la coordinación en distintas áreas territoriales y fueron los encargados de formar y coordinar los comités seccionales que vigilarán las casillas este 1 de julio.

Rumbo al legislativo

Algunos personajes buscan heredar un escaño o una curul en el Poder Legislativo ya sea federal o local. Y qué mejor si a partir de este año quienes sean electos pueden ser reelectos para permanecer en sus cargos hasta el año 2030

Juan Pablo Adame quería ser candidato a la gubernatura de Morelos por el PAN, pero ahora busca un lugar en el Congreso federal, sea en la Cámara de Diputados o en el Senado. Es hijo de Marco Adame, exgobernador de Morelos. Fue diputado federal y funcionario dentro del CEN del PAN.

Agustín Basave Alanís es precandidato de MC a una diputación federal por Nuevo León. Es hijo de Agustín Basave Benítez, diputado federal y expresidente del PRD. No tiene experiencia en la administración pública.

Sylvana Beltrones Sánchez es precandidata a un lugar en el Senado por el estado de Sonora. Es hija de Manlio Fabio Beltrones Rivera, exlegislador en múltiples ocasiones y expresidente del PRI. Fue diputada federal en la actual legislatura. Es esposa de Pablo Escudero, quien fue senador también en esta Legislatura.

Luis Donaldo Colosio Riojas es precandidato de MC a una diputación local en el estado de Nuevo León. Es hijo del ex candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio Murrieta, asesinado en campaña en 1993. No tiene experiencia en la administración pública.

Nancy de la Sierra Arámburo es precandidata al Senado por el estado de Puebla. Es esposa de José Juan Espinosa, alcalde del municipio de Cholula, quien quería ser candidato a la gubernatura por ese partido —lugar que fue para Miguel Barbosa-. En 2015 fue candidata del PRI a una diputación federal.

Antonio Galí López es precandidato de la coalición del PAN, PRD y MC al Senado, por Puebla. Es hijo del actual gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad. Fue diputado local y funcionario del gobierno estatal durante el sexenio de Rafael Moreno Valle.

Pablo Emilio Gamboa Miner quería ser precandidato de su partido a la gubernatura de Yucatán; al no conseguirlo, se prevé que sea integrado a las listas de candidatos plurinominales del tricolor al Senado. Es hijo de Emilio Gamboa Patrón, actual coordinador de los senadores del PRI. Fue diputado federal en esta Legislatura.

Leslie Hendricks Rubio es precandidata del tricolor a una diputación federal por Quintana Roo. Es hija del exgobernador de esa entidad, Joaquín Hendricks Díaz. Es diputada local.

Niurka Sáliva Benitez quiere ser candidata al Senado o una curul en la Cámara baja, pero esta posibilidad le ha sido negada por ser mexicana por naturalización —es originaria de Cuba- y no por nacimiento. Es esposa de Gregorio “Greg” Sánchez, presidente del PES en Quintana Roo y exalcalde del municipio de Benito Juárez, al que pertenece Cancún.

Por Imelda García | Reporte Índigo

One Comment

  1. ALBERTO

    La política en México es una Cofradía un grupo cerrado de vividores del poder que lo único que quieren es perpetuarse en el poder y para cólmo, imponen a sus parientes compadres e incondicionales al servicio de una Dinastía cerrada donde sólo ellos se reparten las tajadas del poder mientras el pueblo muriéndose de hambre.

Comments are closed.