Reforma 222 no fue un conflicto pasional, fue feminicidio

Reforma 222

Reforma 222 no fue un conflicto pasional, fue feminicidio

Lo sucedido en Reforma 222 no fue un intento de asalto, como se reportó en primera instancia, tampoco fue un crimen pasional, fue un feminicidio.

Una mañana como cualquiera

Alejandro y Selene estaban en proceso de separación, ella le pidió el divorcio. Juntos procrearon una hija que hoy tiene 3 años. El 19 de marzo por la mañana discutieron por la custodia de la menor. Alejandro la amenazó y, por la tarde, decidió ir al trabajo de su expareja y dispararle en tres ocasiones para quitarle la vida. Después se disparó en la cabeza, pero su historia aún no termina. Su estado de salud es grave, pero estable.

¿Qué es un feminicidio?

Lo ocurrido en Paseo de la Reforma 222 fue un feminicidio con móvil pasional, según el subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la Procuraduría de la CDMX, Guillermo Terán Pulido.

Según el Código Penal Federal, las características del feminicidio son:

  • Signos de violencia sexual de cualquier tipo presentados por la víctima
  • El cuerpo presenta lesiones o mutilaciones previas o posteriores a la privación de la vida
  • Rastros de necrofilia
  • Exposición del  cuerpo en un lugar público
  • Que la víctima estuviera incomunicada
  • Una relación sentimental, afectiva o de confianza entre la víctima y el  victimario
  • Confirmación de que antes del crimen hubo acoso, amenazas o antecedentes de violencia familiar, escolar o laboral

Primeras indagatorias

El testimonio de una compañera de trabajo indica que la víctima le comunicó que había discutido con su pareja en la mañana y recibió amenazas. En las pertenencias de Alejandro se encontró  una nota con un mensaje ofensivo para su expareja. Tenía la intención de agredirla. Según los últimos datos, Alejandro cuenta con tres ingresos al Reclusorio por robo. Hoy, se encuentra imputado y bajo custodia de las autoridades por el feminicidio de su expareja.

Con información de Televisa News