Avión presidencial, se valoró su venta en 2015

avión presidencial

Avión presidencial, se valoró su venta en 2015


Documentos del gobierno federal indican que Banobras (Banco Nacional de Obras) valoró, en 2015, la venta del TP01. La venta de avión presidencial se consideró antes de que aterrizara en México. Esto, en el marco de un recorte presupuestal.

La valoración de vender el avión presidencial por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto se hizo, incluso, antes de que aterrizara en México. La llegada de la aeronave tuvo verificativo en febrero de 2016.

En el contexto de recortes al gasto público, el 15 de diciembre de 2015 el gobierno mexicano consultó con especialistas la venta del avión presidencial. Esto lo revela un documento oficial.

La empresa Ascend, contratada por Banobras, recomendó no hacer la venta y usarlo paras las actividades presidenciales.

Te puede interesar:  ¿Cómo es el nuevo avión que usa el presidente mexicano?

Cabe recordar que el transporte aéreo fue solicitado a Boeing por el gobierno de Felipe Calderón, sexenio de 2006 a 2012. El costo rondó los 7 mil millones de pesos, a pagar en un periodo de 15 años.

Desde entonces y ahora en periodo de campaña, Andrés Manuel López Obrador a insistido en vender el Boeing Dreamliner 787. En la reunión que sostuvo en la American Chamber de México, incluso ironizó con el tema de no trasladarse en la aeronave.

Este martes López Obrador dijo que consultará la venta con el pueblo. Aspecto plebiscitario que comentaristas de la vida pública como Jorge Volpi, son uno de los peligros del candidato de la izquierda.

Banobras pidió un estudio de viabilidad de venta del avión José María Morelos a Ascend. El estudio fue pedido en el marco de un recorte presupuestal solicitado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a todas las dependencias.

avión presidencial
Valoración Banobras encargó el informe para conocer cuánto se podría recuperar con la compra del avión oficial. (Foto: ADNPolítico)

Ascend hizo un estudio de mercado sobre “bizliners”, nombre que se da a este tipo aviones. También Banobras le pidió que hiciera un comentario sobre la venta de la aeronave.

La empresa Ascend dijo que son muy difíciles de vender este tipo de aviones. La razón: es un mercado muy restringido; otra, por la personalización de interiores.

Este avión específico es de los primeros en la línea de producción (número de Línea: LN-6), además de ser una ex-aeronave de Boeing para vuelos de prueba. Esto se traduce en que tiene un mercado más limitado, ya que muchas aerolíneas con flotillas de Boeing 787 existentes no estarían interesadas en incluir este ejemplar ‘atípico’ a sus flotillas. Hay más posibilidades de vender a un operador de una sola aeronave, pero éste sería un mercado extremadamente limitado.

Ascend recomendó al final quedárselo, ya que modificarlo al gusto de un nuevo cliente o para que sirva para pasajeros implica un costo. Además los aviones para pasajeros son más baratos. Si el gobierno mexicano sólo encontrara cliente para volver el TP1 para pasajeros, perdería dinero.

Con información de ADN Político

One Comment

  1. Jesús Hernández

    Para empezar, la opinión de Jorge Volpi no es válida, ya que fue limpia botas, literal, de Carlos salinas de Gortari, entonces no es de extrañar si opinión, de quién tiene credibilidad cero.
    Segundo, por supuesto que no se va a poder vender sin perder, quién va a pagar un avión con el sobreprecio que se pagó. Es conocida la hiper corrupción del gobierno, así que mínimo sr pagó al triple de lo que cuesta. Unos Miles de milloncitos para la bolsa de EPN y secuaces, cómplices pues.

Comments are closed.