Perros peregrinos son desamparados en la CDMX

perros peregrinos

Por Anabel Lugo

Este año, poco más de 10 millones de peregrinos arribaron a la Basílica de Guadalupe. Con ellos, decenas de perros son abandonados y no tienen mayor esperanza de vida en las calles de la Ciudad de México.

En entrevista para Ciudadanos en Red, la directora de Gente por la Defensa Animal A. C. (Gepda), Mónica Pineda indicó que son más de 10 años de esta problemática y conforme pasa el tiempo crece, debido a que año con año son más los peregrinos que llegan hasta la ciudad.

Nos preocupamos en difundir y solicitar a las autoridades correspondientes que se haga algo al respecto, agregó Pineda.

De acuerdo con información que recabaron a través de su labor en campo y cotejada con otras organizaciones de activistas y rescatistas de animales, Gepda estimó que se abandonan alrededor de 70 perros peregrinos por día (10, 11 y 12 de diciembre). Si hablamos de un conteo preciso son 210 perros, sin embargo, es muy probable que sean hasta 350 animalitos.

Una de las principales labores que la asociación civil lleva es rescatar animales, aplicar el protocolo médico y darlos en adopción. Al mismo tiempo, denuncian y reportar los casos de maltrato animal.

Todo animal debe cumplir con un protocolo médico: desparacitación, vacunación y esterilización. Cuando ya se cumplieron los requisitos de bienestar del animal, se puede dar en adopción.

perros peregrinos
Foto: El Universal

Peligros para los perros peregrinos

Mónica Pineda señaló que el abandono es imperdonable, porque los perros peregrinos viven el desamparo total. Además, se enfrentan a muchas adversidades: maltrato, quemaduras por explosión de cohetes y bajas temperaturas.

Por otro lado, los perros atraviesan por la desesperación de no encontrar a sus propietarios (quienes en realidad deben ser sus guardianes de vida) y el camino de regreso a casa.

No es posible que este problema suceda cada año y las asociaciones, protectores independientes y vecinos debamos ayudarlos, por la irresponsabilidad de estas personas que dicen profesar fe y se dicen católicos [pero] no son capaces de hacerse responsables de sus propios animales.

Es una doble moral de algunos fieles, enfocados en sólo ir a pedir y esperar algo a cambio por parte de la Virgen de Guadalupe, pero no encontramos un compromiso como ser humano y como persona hacia su prójimo y hacia los otros animales.

¿Qué pasa con las autoridades?

La colaboración de las autoridades locales para erradicar el problema, es casi nula. Entre las medidas que en años pasados implementaron es el del rescate de algunos perros para llevarlos al antirrábico, donde el destino es el sacrificio.

Pineda pidió a las autoridades y al nuevo rector de la Basílica de Guadalupe, Salvador Martínez Ávila, “soliciten a los peregrinos sean responsables con sus animales y no los abandonen”.

La ley ampara a los perros peregrinos

De acuerdo con la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal, en el Artículo 24, sección IX se considera un acto cruel y de maltrato animal el abandono de los animales en la vía pública, lo que amerita sanción.

Sin embargo, en la realidad no existe una sanción por parte de las autoridades, por lo que el problema persiste. Es por eso que cada año , las organizaciones procuran ayudar a los perros peregrinos, no obstante, muchas veces resulta difícil procurar a todos.

perros peregrinos
Foto: Diario de México