¿Cómo reconocer una extorsión de un engaño?

Cómo identificar una extorsión

Era un sábado por la tarde cuando David Rosas recibió una llamada de un número desconocido. Respondió y al otro lado del teléfono escuchó la voz de un joven: “¡Por favor, papá. Ayúdame, me tienen secuestrado!” Supo de inmediato que se trataba de un engaño, pues sólo tiene hijas y estaban con él en casa. De acuerdo con la Policía Federal, en una extorsión existen varios indicios que permiten a la víctima darse cuenta de que se trata de un engaño.

Imagen de E-consulta

Señales de una extorsión

A continuación te diremos cuáles son estas señales para que no caigas en una extorsión fabricada por delincuentes.

  • Número desconocido. Como en el caso del señor Rosas, una primera pista de una extorsión es que la llamada provenga de un número privado o desconocido.
  • El delincuente se identificará con nombre o alias como “Comandante X”, “Ingeniero X”.
  • Luego de presentarse, el sujeto dará detalles sobre su persona, como la supuesta función que realiza en la organización criminal, de dónde viene y la zona en que circula. Es una forma en la que creas que él es real.
Imagen de Mi Zitácuaro Noticias
  • Para evitar que cuelgues, dirá que tiene secuestrado a un familiar, lo cual provocará que los sigas escuchando.
  • ¡Ojo! La primera llamada la recibirás de un teléfono fijo; luego hará lo posible por pasar la llamada al celular para no interrumpir la comunicación. Te solicitará que dejes el teléfono fijo descolgado para que tus familiares no pueden comunicarse contigo; lo anterior en caso de que se trate de un secuestro virtual.
  • Cuando la supuesta víctima es un familiar, en una extorsión simulada usará una herramienta de comunicación tripartita, que puede detectarse porque se escucha más bajo el sonido. O como en el caso del señor David, ponen un audio con la grabación de un personas que pide ayuda. También es común que utilicen grabaciones con sonidos ambientales como animales en una granja, sirenas, sonidos de calle y carretera.
  • Otra de la pista que te hará sospechar de una extorsión es que al principio te exigirán una cantidad; luego aceptará los recursos que tengas a la mano. Además, te pedirán que lo hagas a través de depósitos bancarios o transferencias. No cuentan con estructura para recoger el pago de manera directa; sin embargo existen excepciones en donde otras víctimas, mediante amenazas, acuden para recoger el dinero.