Puppy mills: ¿qué son? ¿existen en Mexico?

puppy mills, fabrica de cachorros

Las mascotas, en especial los perros, en los últimos años son consideradas como un miembro más de la familia. Aquí comienza un debate si deseas agrandar a tu familia: comprar o adoptar. Existen los puppy mills, su traducción sería fábrica de cachorros o criadero; sin embargo estos lugares no tienen muy buena fama.

De acuerdo con Peta Latino, en los puppy mills no existe preocupación alguna por el bienestar de los animales. Lo más importante es reproducir al perro para poder obtener un beneficio económico.

Imagen Pet Care Facts

Es práctica habitual para las fábricas de cachorros mantener a los animales hacinados, en burdas y pésimas condiciones sin la debida atención veterinaria o socialización… las fábricas de cachorros crían perros por cantidad, no calidad, los defectos genéticos imperan, menciona Peta Latino.

 

Las hembras son sometidas a tratamientos de hormonas y esteroides para tratar de aumentar el número de cachorros que producen. Estos medicamentos pueden causar dolor extremo y efectos secundarios graves.

Incluso, la reputación de los puppy mills es tan negativa,  que si se realiza una búsqueda en internet,  los primero resultados señalan las pésimas condiciones en las que se encuentran los perros.

Por ejemplo, de acuerdo a la Ley de Protección a los animales de la Ciudad de México, no se permiten criaderos en zonas habitacionales. Además, exige que los animales se encuentren en buenas condiciones y prohíbe la venta de animales en mercados públicos, bazares y mercados sobre ruedas.

¿Existen puppy mills adecuados en México?

La Federación Canófila Mexicana en su página de internet tiene una sección de criaderos, donde se encuentran al rededor de 30 lugares. Además, de otro apartado donde existe camadas disponibles.

Imagen de FCM

También dan recomendaciones para no caer en una puppy mills que no esté certificada. Por ejemplo, visitar el lugar donde podrás constatar el estado en que están los perritos. Así como platicar con el encargado del lugar. Además, se debe verificar que no tenga escurrimiento nasal ni lagañas y que posea todos su dientes. Aquí más consejos.

Tú, ¿qué opinas al respecto?