Sí llegan más industrias, pero llegan con empleos muy precarios: Martha Irene Borbón

Precariedad laboral

Por: Ketzalzin Almanza

Cuando se escucha que los millenials son un grupo de personas que viven en lo efímero y que no se preocupan por invertir en un futuro, en realidad lo que no se toma en cuenta es que las condiciones laborales de hoy han cambiado, no sólo para los jóvenes, si no también para los trabajadores en general. Vivimos en una época que comienza a vivir el fenómeno de precariedad laboral.

Ante esta realidad que afecta la cotidianidad de muchos, Ciudadanos en Red platicó con Martha Irene Borbón Almada, doctora en Ciencias Sociales por el Colegio de Sonora. La investigadora aborda este tema en su nuevo libro Transformación productiva y precariedad laboral (COLSON, 2018).

Precariedad laboral
Foto: Colegio de Sonora

Al respecto de la problemática que vive México, opina:

En el mundo, los procesos productivos que generan bienes de consumo se han venido desplazando de los países desarrollados a los no desarrollados y esto implica que busquen una fuerza de trabajo más barata.

Esto se ve reflejado en cómo en México han llegado mucho más industrias pero no necesariamente ofrecen las mejores condiciones laborales. Esto ha devenido en la polarización de una estructura productiva es decir: puestos con muy buenas prestaciones laborales y puestos con sueldos muy bajos y condiciones deplorables.

¿Qué es la precarización laboral?

De acuerdo con la investigadora, aunque son muchas las perspectivas desde donde se evalúa la precariedad laboral,  son cinco los factores que se toman en cuenta para medirla:

  • Jornada laboral
  • Salario competitivo
  • Firma de contrato
  • Acceso a Seguridad Social (IMSS o ISSTE)
  • Plan de desarrollo profesional

A propósito de esto, también relata que hay países donde las políticas son laxas y no exigen a la inversión extranjera preocuparse por sus empleados. México es uno de ellos y da pie a que las empresas no se preocupen por sus empleados.

¿Cómo se vive en México?

Sí llegan más industrias, pero llegan con empleos muy precarios. Menciona la investigadora sonorense

En términos de cultura laboral ya se habla de lo que el trabajador puede ofrecer a la empresa y no a la inversa. El trabajador por sí mismo no va a lograr capacitarse y calificarse por sí mismo. Por eso el gobierno tiene que buscar los caminos para capacitarlos y lograr que accedan a los trabajos de las buenas empresas con ese perfil.

Estamos teniendo una dinámica laboral donde las personas preparadas se están yendo y se quedan los menos calificados. En Sonora y Sinaloa, gran cantidad de gente trabaja como jornalero, y viven un proceso de deterioro de degradación en las que el trabajador se queda sin nada y posteriormente pueden convertirse en indigentes.

 

 

Con información de: Ciudadanos en Red