Día Internacional de la Mujer: ¿por qué no se debe felicitar?

Día Internacional de la Mujer

El 8 de marzo no es un día de celebración, es el recordatorio de que en todo el mundo las mujeres existen y luchan día a día por la defensa de los derechos humanos, los espacios, trabajos dignos y bien pagados. El 8 de marzo es una fecha de reflexión de los avances, pero también de los desafíos diarios que la sociedad presenta para el género femenino.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), niñas y mujeres deben tener las oportunidades para generar un cambio real a través de la implementación de políticas públicas, pero sobre todo, mediante el fortalecimiento de redes entre mujeres para enfrentar obstáculos que de una u otra forma intentan frenarlas.

El efecto de la lucha de las mujeres

En 1975, la ONU reconoció el 8 de marzo como fecha importante para las mujeres. Desde luego, es el resultado de la persistencia y la unión de las mismas y, por supuesto, del feminismo.

Pero, ello tampoco se hubiera logrado sin el importante papel de las huelguistas que exigían mejores condiciones laborales. En América Latina sucedió en 1910 y en Europa en 1911. Acontecimientos como estos nos colocan donde ahora nos encontramos; rompiéndola en muchos ámbitos, en muchas disciplinas, desde todas las trincheras, desde la sororidad.

Día Internacional de la Mujer
Foto: MVS Noticias

¿Sororidad?

Sororidad es un término que el Diccionario de la Real Academia Española (RAE) incluyó en 2018, pero en la vida diaria es la palabra y práctica que define la solidaridad y relación fraternal entre mujeres. Es ese vocablo que, en la práctica, busca romper con los esquemas de violencia machista y del sistema patriarcal, incluso los que se generan entre las mismas.

La política mexicana, Marcela Lagarde lo definió como: “el apoyo mutuo de las mujeres para lograr el poderío de todas”.

La sororidad permite mantenerse firmes contra la violencia en el Metro, en el transporte público, contra los intentos de secuestros, contra la violencia de hombres y los feminicidios.

¿Qué quieren todas las mujeres?

Todas las mujeres quieren relaciones justas y equitativas, calles, espacios y transportes públicos seguros. Las mujeres quieren trabajos bien pagados y no discriminatorios, así como la no imposición de leyes sobre sus cuerpos, tal como ahora ocurre en Nuevo León, donde se aprobó la ley Antiaborto. ¡Las mujeres quieren un mundo mejor!

Con información de Verne.