“Me canso ganso”

López Obrador tercer grado

Demetrio Sodi es un político mexicano. Fue senador de la Ciudad de México en el años 2000 y jefe delegacional de Miguel Hidalgo de 2009 a 2012. Hoy compartimos su columna publicada en El Heraldo de México.


La gente le dio a López Obrador todo el poder con su voto, le ha dado toda su confianza

Para López Obrador estos 120 días de gobierno han sido muy exitosos y de grandes resultados.

No ha permitido que nadie se oponga a sus decisiones y con el Me canso ganso en sólo cuatro meses ha echado a andar todos sus programas de apoyo a jóvenes, tercera edad, personas con discapacidad y productores del campo, aumentó el salario mínimo y bajó impuestos en la frontera.

Ha iniciado los estudios para el Tren Maya, el proyecto del Istmo y la refinería de Dos bocas; canceló el Aeropuerto de Texcoco para impulsar el de Santa Lucía, canceló, en contra de la opinión de los beneficiarios, las estancias infantiles y las casas de protección para mujeres víctimas de la violencia, impuso a los consejeros de la Comisión Reguladora de Energía y se dio el lujo de proponer a uno de los rechazados como consejero de Pemex.

Logró que se aprobara la Guardia Nacional y va a nombrar a un militar como cabeza, sin importarle la opinión de la CNDH y de las organizaciones de la sociedad civil. Logró que se modificara la Constitución para convertir en delitos graves la corrupción, fraude electoral, violencia sexual a menores, feminicidio y el robo a transporte de carga.

Según él, en sólo 120 días ya se acabó la corrupción inducida desde arriba, el país es más democrático que antes y la 4T está en marcha.

En lo económico insiste que el país va a crecer más de 2% este año, más de 3% el próximo, y 4% el resto del sexenio, contrario a lo que dicen las agencias financieras internacionales, Banco de México y la SHCP que estiman un crecimiento por abajo de 2% para los siguientes dos años y no más de 2.5% para 2024, según el FMI. AMLO está convencido que sus programas sociales, las inversiones y, sobre todo, el combate a la corrupción le van a dar ese crecimiento adicional. La gente espera mucho del actual gobierno, no sólo en el ámbito económico, sino sobre todo en el tema de seguridad, en donde los resultados son, no sólo malos, sino alarmantes: el primer trimestre del año ha sido el más violento en los últimos 20 años. Ojalá que la Guardia Nacional y la nueva estrategia de dar prioridad a la seguridad de la gente sobre la lucha contra los cárteles funcione. Los resultados del gobierno en estos cuatro meses no son malos, pero están muy lejos del optimismo del Presidente. Yo no sé si tiene ese optimismo o es sólo una forma de ganar tiempo mientras sus programas sociales penetran en la gente.

Desgraciadamente ese optimismo no es compartido por las agencias internacionales, sector privado y varios grupos sociales que ven riesgos económicos y sociales que pueden llevarnos en el corto plazo a una reducción de la inversión y el crecimiento por la falta de estado de derecho. La gente le dio a López Obrador todo el poder con su voto, le ha dado toda su confianza y espera mucho de él, pero más allá del optimismo de muchos o del pesimismo del algunos, el tiempo pronto nos dirá quién tiene la razón y ojalá el ganso no tenga que retractarse.