Baja FMI expectativa de crecimiento a 0.9%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió a bajar el pronóstico de crecimiento del país en este año. El organismo internacional tiene considerado que la economía de México crezca 0.9%. Hace tres meses la previsión era de 1.6% y en abril de 2018 se tenía considerado que fuera de 3%. La expectativa de crecimiento de 2020 se mantiene en 1.9%.

Según el FMI, esto es resultado de “la incertidumbre en torno a las políticas, el deterioro de la confianza y el aumento de los costos de endeudamiento, que podrían seguir aumentando tras la reciente rebaja de la calificación soberana”.

Respuesta del Gobierno

El presidente Andrés Manuel López Obrador insistió esta mañana que la economía el país alcanzará un crecimiento de 2% pese a los pronósticos del Fondo Monetario Internacional y otras calificadoras.

“No le tengo mucha confianza a esos organismos que impusieron la política neoliberal que causó muchas desgracias en México. Todos esos organismos deberían ofrecer disculpas al pueblo de México y hacer autocrítica”, sostuvo.

La política neoliberal, dijo, terminó en aumento de impuestos, paralización de la economía, en quitarle derechos a los trabajadores, afectar la dignidad de los maestros, dejarnos sin médicos por el afán de privatizar la educación, caída en la producción petrolera, más dependencia en la compra de combustibles.

En su conferencia matutina, aseguró que el FMI no tiene autoridad moral, pues sus políticas han sido perjudiciales.

Diferencias entre EU y México

A nivel mundial, el FMI indicó que desde principios de 2018 la confianza de las empresas y el ánimo de los mercados financieros se han visto golpeados repetidamente por una secuencia de hechos que aún se están resolviendo: medidas arancelarias aplicadas por Estados Unidos, represalias de sus socios comerciales y una prolongada incertidumbre en torno al retiro del Reino Unido de la Unión Europea.

Específicamente, explicó, en mayo se amplió el alcance de las tensiones, que pasaron a incluir la posibilidad de que Estados Unidos adopte medidas en relación con compañías tecnológicas chinas y la amenaza de esta nación de aplicar aranceles a las importaciones de México si no adopta medidas para frenar las migraciones transfronterizas.