Colibrí, especie que se encuentra en peligro de extinción

colibrí

Existen alrededor de 340 especies de colibríes; de éstas, 57 se localizan en varios puntos de México y Norteamérica. La República Mexicana alberga 13 tipos de colibríes endémicos de las cuales, una se encuentra en peligro de extinción crítico, otra más en peligro de extinción, mientras que cuatro viven en situación de amenaza y una bajo protección especial.

Coqueta de Atoyac

El colibrí Coqueta de Atoyac habita en Guerrero y está considerada en peligro de extinción crítico, es decir, en la etapa final antes de que la especie se extinga, según información de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Tan sólo su población ronda entre los 250 y 999 ejemplares.

colibrí
Foto: Flickr

Miahuatleco

Se trata de una especie única de México, misma que se distribuye en el Sierra de Miahuatlán, Oaxaca. La quema de las tierras provocó que se le considere en peligro de extinción.

Colibrí Tijereta Mexicano

Generalmente habita en Veracruz y Yucatán, en particular en los bordes de la selva; aparece en la lista como especies bajo amenaza.

Colibrí Guerrerense

También está clasificado en la lista de las aves que viven en situación de amenaza y vulnerable.

Ninfa Mexicana y Frente Verde Mexicana

Para el primer caso su distribución está en Nayarit, Colima y Jalisco y está bajo amenaza; en el segundo, es el que se encuentra en menor amenaza.

colibrí
Foto: Internet

Fandanguero Tuxtleco

Se le declaró bajo protección especial, debido a las condiciones bajo las que se encuentran.

Convertidos en amuletos

En algunos mercados de la Ciudad de México es común encontrar a estas pequeñas aves disecadas dentro de bolsas rojas acompañadas de pétalos de rosas; se les consideran como amuletos para atraer el amor.

Los comerciantes que se dedican a la venta de estos amuletos aseguran tener criaderos, sin embargo, la especialista María Arizmendi de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) destacó en entrevista para Efe que “es imposible reproducir colibríes de cualquier especie en cautiverio, ya que si un colibrí está más de 10 minutos sin comer, muere”.

En este sentido, las personas encargadas de los criaderos deberían estar dedicadas al “200% a su alimentación”.

Mientras tanto, para su conservación se implementaron algunos jardines, por medio de estos se les puede mantener en observación. Además, es muy importante educar a las personas en torno a su importancia, más allá de simples amuletos.

colibrí
Foto: La Verdad Noticias

Con información de El Debate.