El camino contra la extorsión en la Roma

Salvador Guerrero Ciprés

Bien dicen que todos los caminos conducen a Roma… y la colonia que lleva el nombre de la histórica ciudad italiana no es ajena a este refrán. Tanto su zona norte como la sur, cercana al centro de la Ciudad, tiene un corredor cultural muy importante, lleno de pequeñas y medianas empresas que atraen a cientos de capitalinos y turistas. Sin embargo, también por ello es vulnerable a la delincuencia y, en específico, a la extorsión.

La seguridad en negocios en esta colonia ocupa y preocupa por igual tanto a empresarios como a habitantes y visitantes. A nadie le es indiferente que el negocio cercano a su casa, ya sea tortillería, la tiendita de la esquina o el restaurante favorito, tenga que cerrar o se vea afectado por el hampa.

En la Línea de Seguridad del Consejo Ciudadano y en el Chat de Confianza de WhatsApp, 55 5533 5533, hemos recibido 141 llamadas de habitantes de Roma Norte: 52 por ciento de éstas tienen que ver con situaciones de extorsión. En el caso de Roma Sur, de 58 llamadas, 60 por ciento son sobre este delito.

Hemos identificado la existencia del esquema “Gota a Gota”, las clásicas llamadas para exigir dinero o joyas y un modus operandi donde falsos funcionarios engañan a los locatarios con supuestas revisiones o trámites para exigir dinero a cambio.

Por esta razón, el alcalde Néstor Núñez, el equipo del coordinador del Gabinete de Seguridad, Tomás Pliego, asociaciones vecinales, el Consejo Ciudadano y diversas autoridades del gobierno capitalino, hemos comenzado una intervención integral de la zona para recuperar los espacios y prevenir tanto delitos como faltas cívicas.

Se trata de un modelo de coordinación en el cual se encuentran autoridades de Seguridad Ciudadana, Procuraduría y Secretaría de Movilidad, todos unimos esfuerzos a favor de la ciudadanía.

Hemos realizado cinco mesas de trabajo para escuchar las preocupaciones y poder dar seguimiento a las peticiones. Uno de los logros de estas mesas fue la gestión para instalar un juzgado cívico en la calle Antonio M. Anza y Orizaba; además de que se ha conseguido información útil, de primera mano, sobre dónde y cómo ocurre el delito en la zona.

Aunado a eso, desde hace tres semanas, una brigada compuesta por una veintena de abogados y psicólogos capacitados del Consejo Ciudadano ha recorrido las calles de la Roma para brindar información contra el delito.

Aunque tengamos diferentes funciones, organizaciones civiles, funcionarios y vecinos nos unimos en un solo camino: disminuir y atender la incidencia delictiva y construir un mejor espacio para todas y todos. Es una forma de empoderar a la ciudadanía.

POR SALVADOR GUERRERO CHIPRÉS

PRESIDENTE DEL CONSEJO CIUDADANO PARA LA SEGURIDAD
Y JUSTICIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO
@GUERREROCHIPRES