Denuncian ejecución de policías contra civiles

El Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CDHNL) denunció la ejecución extrajudicial de ocho personas, hechos en los que habrían participado efectivos del Centro de Análisis, Información y Estudios de Tamaulipas (CAIET) y agentes de la Policía Estatal, junto con miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Los hechos sucedieron el pasado jueves 5 de septiembre, cuando supuestamente, policías estatales y militares que circulaban por la colonia Valles de Anáhuac, fueron atacados por hombres armados que portaban uniformes similares a los usados por los miembros de la Secretaría de Marina, pero con logotipos del Cártel del Noreste (CDN).

La versión oficial afirma que los policías y militares respondieron a la agresión y mataron a ocho personas, entre ellas tres mujeres.

El Comité de Derechos Humanos niega que esto haya sucedido.

CDHNL investigó los hechos

Después de entrevistar a familiares de las víctimas y revisar videos de cámaras de seguridad, el Comité determinó que “se trató de una ejecución arbitraria o extrajudicial”. Afirmó que las imágenes de los fallecidos con vestimenta tipo militar y armas de grueso calibre corresponde a “un verdadero montaje”.

Según los reportes, las víctimas fueron sacadas de sus casas por policías, varias horas antes de ser ejecutadas. Los vistieron de militares y los llevaron al lugar donde fueron asesinadas.

Asimismo, por referencias de vecinos y videos de seguridad de domicilios aledaños, la organización advirtió que el vehículo en el que supuestamente viajaban las personas que fueron abatidas, fue arrastrado hasta el lugar por una grúa de la oficina de Tránsito municipal.

A pesar de que las autoridades denuncian que se registró una intensa balacera, en las casas de los alrededores “no presentan un solo disparo en sus fachadas, y tampoco hubo personas lastimadas o heridas, ni de la Policía Estatal ni de Ejército ni tampoco civiles”.

Gobierno de Tamaulipas colaborará con CNDH

El gobierno de Tamaulipas informó que colaborará con la Comisión Nacional de Derechos Humanos para esclarecer lo que ocurrió la semana pasada en Nuevo Laredo, donde murieron ocho personas durante un operativo policial.

“El gobierno de Tamaulipas refrenda su compromiso con el pleno respeto a los derechos humanos, la transparencia y la legalidad”, señaló en un comunicado.

Afirma que en el estado de ha trabajado para fortalecer la Policía estatal, “proceso en el que se reconocerá el buen desempeño de los elementos policiacos, pero se actuará en consecuencia contra los que pudieran contravenir la legalidad y la seguridad de los ciudadanos”.