Jugarreta de El Nenuco en Donceles

La disputa por el control de lo que queda del PRD en la Ciudad de México se agudizó con la salida de Evelyn de la Parra como diputada de la fracción amarilla, para declararse como independiente.

Es obvio que Evelyn no se mueve si no se lo ordena su mentor Julio César El Nenuco Moreno, alcalde en Venustiano Carranza, que trae un pleito casado con Víctor Hugo Lobo por la franquicia del sol azteca en la ciudad.

La salida de la diputada tiene muchas aristas, pues, además de confirmar la disputa interna por el partido, deja en claro que El Nenuco quiere poner el voto de su diputada al servicio de Morena, para ganarse los favores de Claudia Sheinbaum.

Y es que en la próxima elección interna del PRD, si el gobierno capitalino se entromete y otorga apoyo financiero a Julio César, podría alcanzarle para adquirir un buen número de consejeros y estar en condiciones de pelear el control.

Además del guiño a Claudia, El Nenuco colabora con Morena para que en el tercer año sea el PT y no el sol azteca el partido que presida la Junta de Coordinación Política, que en teoría le tocaría a Lobo.

En la actualidad, Moreno trae alianza con Karen Quiroga, quien cree que será su aliado y que lo podrá controlar, pero hacia dentro aseguran que Karen no trae cargando un Nenuco, sino un auténtico Chucky que terminará devorándola.

Además de Evelyn, en la bancada está Gabriela Quiroga, hermana de Karen, por lo que las cosas se podrían poner más feas, pues ese grupo representa a la casi extinta tribu Vanguardia Progresista, fundada por Miguel Ángel Mancera y Héctor Serrano.

En el CEN perredista todo mundo tiene claro que El Nenuco está jugando chueco al partido y tan quiere jalar con Sheinbaum, que presiona para que Evelyn fije posición como diputada independiente el próximo martes, día del informe de la Jefa de Gobierno.

Por supuesto, para llenarla de elogios y flores, faltaba más.

Lo extraño de todo es que si los jerarcas nacionales del sol azteca tienen claro que Vanguardia Progresista se quedó sembrada como caballito de Troya para aniquilar lo que quedó del PRD, permitan a sus representantes seguir en el partido.

Habrá que reconocer que la jugarreta de El Nenuco pone en aprietos a sus contrincantes, pero también al sol azteca, en donde ya no tuvo cabida en las grandes corrientes: primero lo cepillaron Los Chuchos y después ADN.

Hay que estar pendiente cuál es el siguiente movimiento de los jugadores en el tablero.