Inhabilitan empresas de exdelegado de Jalisco, Carlos Lomelí

Tal como lo reveló una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, se confirmó que empresas de Carlos Lomelí, exdelegado del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en Jalisco, falseaban información para beneficiarse.

La Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó a las empresas Lomedic y Laboratorios Solfrán. Con esto, las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, Fiscalía General de la República, así como a las empresas Productivas del Estado, gobiernos estatales y municipales no podrán acordar ni celebrar contratos con la empresa en un periodo de dos años y medio.

 “Las dos empresas manifestaron que no contaban con ningún integrante que fuera servidor público, cuando en realidad una persona que en ese momento era diputado federal era integrante de las mismas, lo que incumple con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público”, informó la SFP.

El delegado del gobierno federal en Jalisco, Carlos Lomelí, anunció su renuncia a su cargo en julio, luego de haber sido señalado por supuesto conflicto de interés en licitaciones gubernamentales de medicamentos.

A Lomelí Bolaños se le acusa de tener una red farmacéutica conformada por nueve empresas dedicadas a la venta de medicamentos que han compartido los mismos socios, apoderados legales, representantes e incluso domicilio en Zapopan, Jalisco, a pesar de que el funcionario solo reconoce como propias cuatro de esas compañías.

Nexos con el narcotráfico

La carrera política de Carlos Lomelí Bolaños comenzó en septiembre de 2015 cuando fue elegido diputado federal por Morena, cargo que ocupó hasta el año 2018 cuando compitió por la gubernatura de Jalisco. Sin embargo, pasada la elección y tras resultar perdedor, el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo nombró delegado de la Secretaría de Bienestar.

Aunque años atrás su perfil ya era público, luego de darse a conocer una acusación en su contra en Estados Unidos.

En el año 2008 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló a una de sus empresas, Lomedic, por presuntos vínculos con el desaparecido cartel de los Amezcua Contreras, conocidos como Los Reyes de las Metanfetaminas; cuatro años después la eliminaron del listado. Nueve años más tarde, en 2017, la misma dependencia estadounidense ubicó a otra de sus compañías, Servicios Educativos y de Negocios, esta vez por estar presuntamente relacionada con la organización criminal operada por Raúl Flores Hernández, vinculado al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Hasta el cierre de este reportaje, el Departamento del Tesoro no ha hecho público ningún movimiento que indique que Servicios Educativos y de Negocios ha sido removida de la investigación estadounidense.