¿En qué consiste la Ley de Amnistía?

El presidente Andrés Manuel López Obrador, envío a la Cámara de Diputados la iniciativa de Ley de Amnistía. Su objetivo es poner en libertad a todas las personas que estén en la cárcel por delitos menores. Las que fueron enviadas a prisión de manera injusta o bien, quienes hayan tenido un juicio con irregularidades.

Los beneficiarios de esta ley, son aquellos acusados por delitos menores, no los que hayan causado graves daños a las personas. Se trata de personas que hayan cometido robo simple sin violencia, mujeres que están encerradas en la cárcel por haberse realizado o sufrido un aborto, indígenas que no tuvieron una defensa adecuada durante su juicio, presos políticos acusados de delitos “inverosímiles”, y también personas que se vieron obligadas a participar en delitos de narcomenudeo por situación de pobreza o bajo amenazas.

Condiciones para salir libres

Para ser beneficiarios de la amnistía, no deben ser reincidentes ni sentenciados por homicidios, lesiones o privación de la libertad. Tampoco aquellas que hayan hecho uso de armas de fuego en el delito.

Tampoco podrán recibir la amnistía las personas que hayan cometido alguno de los siguientes delitos: abuso o violencia sexual contra menores, delincuencia organizada, homicidio doloso, feminicidio, violación, secuestro, trata de personas, robo de casa habitación, entre otros.

Amnistía beneficiaría a pocas personas

La propuesta de ley, al ser de carácter federal, solo beneficiaría a los que estén procesadas por este fuero. Es decir, excluye al 85% de los presos del país. Según menciona Alejandro Hope en su columna, en 2017 solo había 72 personas encarceladas en el sistema penitenciario federal por el delito de robo simple.

Según el exministro de la Suprema Corte de Justicia, Ramón Cossío, se trata de un ejercicio acotado. Dijo que lo que parece ser una reforma amplia para lograr muchas liberaciones, tendrá resultados residuales