Corrupción deja a hogares sin agua

La falta de agua en México se debe principalmente a la corrupción. Esto favorece la sobreexplotación y la contaminación de los cuerpos de agua. A su vez, afectan directamente a los ecosistemas y a la población, pues evitan que se garantice el derecho humano a un medio ambiente sano, a la salud y, sobre todo, el acceso al agua potable.

La corrupción participa en casi todas las etapas de gestión. Primero empieza con las consesiones. Estas no siempre se apegan a la norma. Muchas veces se otrogan aun cuando la autoridad no cuenta con la información necesaria para respaldar que la concesión no afectará a la zona. 

Además, los procesos son tan tardados, existen rezagos incluso del año 1994, que propician que los interesados busquen métodos alternos para conseguir el permiso, es decir, corrupción. En el mejor de los casos pagan por adelantar los trámites, en otros, solo deciden realizar pozos u otro tipo de acciones, sin la aprobación correspondiente.

La existencia de tomas clandestinas agrava el problema de sobreexplotación. Además, el agua también es robada de las redes municipales de agua potable por la complicidad de los organismos operadores.

Las descargas de aguas residuales de los municipios, industrias, comercios, entre otros, no siempre cumplen con la normatividad vigente. Muchas veces contaminan agua superficial o del subsuelo. Además, muchas de las muestras tomadas para verificar la limpieza son tomadas a modo. Es decir, que se diluyen con líquido limpio para que se cumpla con los parámetros de la normativa. A cambio de este “favor”, las industrias pagan al inspector hasta 20% del valor de la multa evitada.

Favoritismo

Otro problema son la opacidad en la que se condonan los adeudos. En Cuernavaca, Morelos, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, cuenta con más de 30 conceptos por los que se pueden dar descuentos en las tarifas. Entre ellos se encuentra “por acuerdo de la dirección” el cual, acusan, es la forma en la que se otorgan las reducciones en el cobro de manera discrecional. En épocas electorales, este descuento es el más utilizado.

La única manera clara de enfrentar este problema es transparentar todos los procesos administrativos, así como impulsar el rendimiento de cuentas.

Combatir la corrupción en el sector agua debería ser prioritario dentro de los próximos años. No olvidemos que nuestro futuro, y el del agua, están irremediablemente vinculados.

La información de esta nota fue sacada del estudio: Corrupción en el sector agua. ¿Quién es responsable de la crisis?