Protegerán negocios con un “cinturón de paz”

El gobierno de la Ciudad de México enviará a 12 mil funcionarios públicos para formar un “cinturón de paz” en la marcha para conmemorar el 51 Aniversario de la represión del Movimiento Estudiantil de 1968, quienes, de acuerdo con Claudia Sheinbaum “resguardarán la movilización”.

Los servidores públicos que participarán en el resguardo de la manifestación convocada para este 2 de octubre pertenecen a diferentes dependencias de la Ciudad de México, aunque las autoridades no informaron sobre si hay un protocolo para su actuación en caso de hechos violentos, de acuerdo con la jefa de Gobierno.

En conferencia de prensa se preguntó a Sheinbaum sobre la forma en que el gobierno garantizará la seguridad de estas personas y, sin aclarar los protocolos para actuar en caso de acciones violentas, hizo un llamado a los manifestantes para que la conmemoración sea “pacífica”.

 “Es un llamado a una conmemoración pacífica y el Gobierno de la Ciudad hace este llamado a que no haya participación de personas que se cubran la cara, no hay ninguna necesidad dado que desde el gobierno no estamos de acuerdo con la represión”.

La jefa de Gobierno detalló que los funcionarios públicos fueron convocados a participar voluntariamente en este “esquema de protección de la ciudadanía” y aclaró que, aunque deban abandonar sus labores para acompañar la protesta, “también es parte de su trabajo” sumarse a esta actividad.

Los servidores públicos irán vestidos de blanco y estarán en coordinación permanente con la Secretaría de Gobierno y con la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDM) que, de acuerdo con su titular, Nashieli Ramírez, estará presente para documentar la protesta y hará labor de detección de riesgos y mediación en caso de cualquier altercado.

Ramírez también indicó que el personal de la CDHCM estará en el C5 monitoreando junto con personal de la Secretaría de Seguridad Pública el desarrollo de la marcha, que partirá desde la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, hasta el Zócalo capitalino.

Además de la participación de los funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México y de la CDHCM, Sheinbaum explicó que habrá un operativo de mujeres policía que se mantendrán a distancia de los manifestantes, pero podrían intervenir en caso de que se presenten destrozos.