Pemex, en el top 20 de compañías que más contaminan

Un informe del periódico The Guardian, Petróleos Mexicanos (Pemex) es una de las 20 empresas de combustibles fósiles que están directamente relacionadas con el 35% de las emisiones de dióxido de carbono y metano en el mundo.

Información analizada desde 1965 por Richard Heede, del Instituto de Responsabilidad Climática, ubica en primer lugar de la lista de responsables de la generación de equivalente de dióxido de carbono (CO2eq) a la empresa estatal saudí Aramco, con una huella de más de 59 mil millones de toneladas.

Lo siguen la estadounidense Chevron, la rusa Gazprom, la estadounidense ExxonMobil y la iraní National Iranian Oil Co. Pemex, se encuentra en el noveno puesto, por haber generado más de 22 mil millones de toneladas de equivalente de dióxido de carbono durante 52 años.

Empresas son responsables del 35 de las emisiones de dióxido de carbono

 “Siete mil quinientos millones de personas deben pagar el precio, en forma de un planeta degradado, para que un par de docenas de intereses contaminantes puedan continuar obteniendo ganancias récord”, dijo a The Guardian el científico Michael Mann.

El 90% de las emisiones atribuidas a los 20 principales responsables climáticos provenían del uso de sus productos, como gasolina, combustible para aviones, gas natural y carbón térmico. Una décima parte provino de la extracción, refinación y entrega de los combustibles terminados, señala la publicación.

The Guardian se acercó a las 20 compañías mencionadas en la lista de contaminadores. Siete de ellos respondieron. Algunos argumentaron que no eran directamente responsables de cómo los consumidores usaban el petróleo, el gas o el carbón que extraían. 

La mayoría dijo explícitamente que aceptaban la ciencia del clima y algunos afirmaron apoyar los objetivos establecidos en el acuerdo de París para reducir las emisiones y mantener el aumento de la temperatura global a 1.5C por encima de los niveles preindustriales.

Todos señalaron los esfuerzos que estaban haciendo para invertir en fuentes de energía renovables o bajas en carbono y dijeron que las compañías de combustibles fósiles tenían un papel importante que desempeñar para abordar la crisis climática. PetroChina dijo que era una compañía separada de su predecesora, China National Petroleum, por lo que no tenía influencia ni responsabilidad sobre sus emisiones históricas.