Torturas y abusos, la constante en la policía

La Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México, emitió cuatro recomendaciones a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y a la Secretaría de Seguridad capitalina. Todas están relacionadas con casos de tortura física y sicológica, llevadas a cabo por la policía.

La comisión reportó un total de 152 víctimas directas y 55 directas, en diferentes casos policiales. En varios de ellos se reportó además de la tortura, el abuso sexual, amenazas de violación, tocamientos, golpes, lesiones, así como confinamiento en condiciones infrahumanas.

La mayoría de las víctimas fueron obligadas a declararse culpables de delitos o señalar a otras personas que no conocían, como responsables de estos. Fueron juzgadas sin que existiera ninguna prueba en su contra, más que su declaración de culpabilidad. Algunas víctimas aún se encuentran presas.

Abusos al momento de la detención, la constante

En las recomendaciones, se narran diversos casos en donde la constante es el abuso de la fuerza al momento de la detención de las personas. Policías sin identificar, traslado en vehículos no oficiales, así como chantajes y exigencia de dinero a cambio de la liberación o para poder “ayudarlo”.

En varios casos se realizaron violaciones contra las mujeres que estaban detenidas. Estos actos ocurrieron en instalaciones policiales.

Entre las víctimas también se estaban menores de edad, así como mujeres embarazadas. Una de ellas tuvo un sangrado debido a los abusos y tuvo que ser canalizada al hospital. A pesar de esto, el producto no tuvo problemas y nació sin ninguna secuela.