Llegan las autodefensas a la Condesa

Debido a la inseguridad de la zona, vecinos de la colonia Hipódromo Condesa formaron un grupo de protección al que denominaron de autodefensa.

En la zona han instalado cámaras de seguridad en casas y negocios, además de un grupo de vecinos vigilantes que alertan de cualquier incidente que se registre.

Un asesinato, el detonante

El grupo de “autodefensas” local comenzó a atraer la atención de los vecinos a partir del asesinato de una de sus vecinas.

El 1 de julio de 2019, los vecinos encontraron el cuerpo de Cristina Vázquez al interior de su departamento. Tenía ya cinco días en descomposición. A Cristina la asesinó un hombre que entró a su departamento en la noche, sin que nadie se diera cuenta. El supuesto responsable entró a su edificio por la construcción abandonada que está a un lado.

Cristina había denunciado y combatido la construcción de un edificio que rebasaba el límite de pisos permitidos en su cuadra. La obra fue clausurada y eventualmente abandonada, lo que creó una debilidad en el sistema de seguridad que Cristina, con ayuda de sus vecinos habían diseñado para protegerse.

No están armados

Para detener este tipo de crímenes, los autodefensas de la colonia sugieren contar con armas en los hogares, o cuando menos, de artículos de seguridad como gases pimienta.

Este grupo de autodefensas también imparte cursos esporádicos de defensa personal, pues en la colonia impera un promedio de una carpeta por lesiones intencionales por golpes en los últimos cuatro años.

En las clases de autodefensa que imparten los vecinos siempre mencionan una importante medida precautoria: Si se dan cuenta que nada más es un asalto, entreguen todas sus pertenencias. Pero si se dan cuenta que alguien quiere subirlos a un auto u otro tipo de vehículo, luchen con todas sus fuerzas para evitar que los secuestren