Se investigará operativo en Culiacán

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, aseguró esta mañana que ya se está haciendo una revisión del operativo fallido para detener a Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo”, el jueves pasado en Culiacán, Sinaloa, el cual desató una ola de violencia.

“Sí se está haciendo una revisión. El Secretario de la Defensa [Luis Cresencio Sandoval González] hace una evaluación. Ellos reconocieron que no actuaron con precaución, entonces se está haciendo una revisión de este tema. Lo importante es que al cometerse este error en el operativo, se tomó la decisión de detenerlo porque en tiempos, en otros tiempos, pues era aunque hubiesen daños colaterales”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina, donde también mostró su disposición a comparecer con las autoridades competentes por el caso.

Culiacán no será otro Ayotzinapa

Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR), anunció que la dependencia a su cargo creará un grupo especial para investigar exhaustivamente los actos de violencia suscitados el pasado 17 de octubre y sentenció que Culiacán no sería otro Ayotzinapa.

“Esto no va a ser otro Ayotzinapa. Aquí se van a establecer las responsabilidades con toda precisión, con todo apego a la ley y con toda transparencia”

CNDH investigará el caso

Por su parte, el titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, mencionó que se ha anunciado el inicio de investigaciones sobre el desempeño de diversos servidores públicos, respecto de las cuales ya se ha anticipado que parten de la premisa de que ningún mando superior o miembro del Gabinete de Seguridad fue advertido de estos hechos, “situación que no abona en nada a hacer efectivo el derecho a la verdad que asiste a las víctimas, ni contribuye a que la sociedad conozca la realidad de lo sucedido en Culiacán”.

Cártel presionó con secuestros

Periodistas de dos medios extranjeros, The New York Times y The Wall Street Journal, dijeron que, según sus fuentes, el Cártel de Sinaloa presionó al Gobierno mexicano secuestrando militares o familiares de funcionarios y militares para lograr la liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo”, en Culiacán.

The Wall Street Journal fue el primero de los diarios extranjeros que dijo que los criminales habrían enviado dos videos a mandos militares de Culiacán para presionar al Gobierno federal. En una de las grabaciones se veía que varios de ellos permanecían como rehenes; en la otra, un elemento castrense ejecutado.