Jaime Bonilla toma posesión sin saber cuánto durará su mandato

Jaime Bonilla se convirtió desde la medianoche de este viernes en gobernador de Baja California, aún con la incertidumbre sobre cuánto durará su mandato.  La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) todavía no resuelve los recursos contra la ley que amplió su periodo de gobierno de dos a cinco años.

El político enfrenta críticas y acusaciones de políticos de oposición, e incluso de consejeros electorales del INE, por defender la ley que aprobó el Congreso local, la llamada “Ley Bonilla”, para que él gobierne durante cinco años.

Lo anterior, a pesar de que la convocatoria que se hizo a los ciudadanos para participar en las elecciones de julio en la entidad decía que su periodo sería solo de dos años, para empatar los calendarios de comicios en el país.

En contra de la llamada Ley Bonilla, diferentes fuerzas políticas presentaron recursos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para que se pronuncie sobre la legalidad de la extensión de mandato.

Cuatro partidos políticos impugnaron dicha ley: Acción Nacional, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD.

El INE presenta acción de inconstitucionalidad

El INE, en un comunicado, informó este jueves sobre la presentación de su Acción de  Inconstitucionalidad ante la SCJN.

“La Acción de Inconstitucionalidad presentada por el Secretario Ejecutivo Edmundo Jacobo Molina, en representación del Instituto, pretende que la SCJN declare inconstitucional el Decreto número 351 aprobado por el Congreso de Baja California el pasado 11 de septiembre, mediante el cual se modifica el mandato para el cual fue electo el candidato Jaime Bonilla, pasando de dos a cinco años”, refirió el Instituto.

“El INE argumentó ante la Suprema Corte que el decreto publicado el pasado 17 de octubre de 2019 contraviene la Constitución Federal, ya que dicho ordenamiento pretende dar efecto retroactivo a una norma expedida con posterioridad a que se realizara el proceso electoral local en Baja California”, agregó.

Sobre estos recursos, Bonilla aseguró que respetará lo que decida el máximo tribunal del país, la Suprema Corte, aunque defiende que él tiene la razón, y que cuando se registró como candidato decía que el periodo de gobierno sería de cinco años.