Se olvidan de los civiles en la Guardia Nacional

Doce generales, 11 coroneles, dos contraalmirantes, tres capitanes navales y tres tenientes coronel encabezan 31 de las 32 coordinaciones estatales de la Guardia Nacional en el país.

La mayoría proviene del Ejército y cinco, de la Marina, por lo tanto, no hay ningún mando operativo civil en la nueva corporación.

Actualmente, en 150 coordinaciones regionales hay desplegados 70 mil 920 elementos, el mayor número está en la Ciudad de México, Estado de México, Chiapas, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca y Veracruz.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), de la cifra de efectivos, 35 mil 232 provienen de la Policía Militar; 6 mil 871, de la Naval; 14 mil 738, de la extinta Policía Federal, mientras que 13 mil 464 elementos son del Ejército y 615 de la Marina Armada, que apoyan a la nueva institución de seguridad pública.

El pasado 29 de octubre, los coordinadores entraron en funciones luego de recibir su nombramiento por parte del titular de la SSPC, Alfonso Durazo; y de los secretarios de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, y de Marina, José Rafael Ojeda Durán.

Quedó pendiente el que estará al frente en la Ciudad de México. En principio se anunció al general de brigada Salvador Morfín Ruiz, pero no se hizo oficial durante la ceremonia.

Al nombrar a los nuevos mandos, el jefe de la Guardia Nacional, el general retirado Luis Rodríguez Bucio, señaló que éstos son una pieza clave en la estrategia de seguridad, ya que sus acciones se dirigirán a reconstruir los sistemas sociales afectados por los altos índices de criminalidad.