Asesinan a varios miembros de la familia LeBarón

Nueve familiares del activista Julián LeBarón fueron asesinados este lunes: tres mujeres adultas y seis menores de edad, entre ellos dos bebés, además de seis menores lesionados, informó el gobierno federal.

Hay una menor que resultó ilesa y una más que está desaparecida.

De acuerdo con el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, las camionetas en las que viajaban tres mujeres y 14 menores fueron emboscados por grupos armados.

El convoy familiar podría haber sido confundido con un grupo delictivo.

El medio El Diario de Juárez indicó que las muertes ocurrieron al incendiarse el vehículo en que viajaban, lo que pudo ser a causa de disparos que impactaron el tanque de gasolina.

Melvin Romero, secretario municipal, confirmó que en un vehículo fueron encontrados los cuerpos calcinados de una mujer y cuatro menores. Además, en la misma zona fueron ubicados los cuerpos de otra mujer y un bebé en sus brazos, ambos con impactos de bala.

Horas después del ataque, la familia LeBarón informó que había encontrado a seis menores con vida de 10, 8, 7, y 5 años además de un bebé, informó Alejando LeBarón en entrevista con Excélsior TV.

Autoridades de Chihuahua y Sonora dijeron que investigan los hechos donde “fueron privadas de la vida varias personas”, sin precisar detalle.

En Sonora, integrantes de la Mesa de Seguridad para la Construcción de la Paz dijeron haber recibido reportes de la desaparición de varias personas, así como un vehículo incendiado.

Trump ofrece ayuda

Donald Trump, presidente de Estados Unidos ofreció su ayuda en torno al caso del ataque a la familia LeBarón, ocurrido ayer en Chihuahua, en el que fallecieron tres mujeres y seis niños, mientras que otros menores resultaron heridos y una más se encuentra desaparecida.

“Si México necesita ayuda contra estos monstruos, EU está listo”, dijo Trump a través de redes sociales.

Además, el presidente de EU se mostró en espera la llamada del “nuevo gran Presidente” de México, Andrés Manuel López Obrador. 

AMLO agradece a Trump

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su gobierno no cambiará la estrategia de seguridad para atacar, nuevamente, al crimen organizado con elementos de las Fuerzas Armadas, después de la emboscada en que nueve integrantes de la familia LeBarón resultaron heridos y perdieron la vida.

“Es un rotundo no”, respondió el presidente ante la pregunta expresa de la prensa. “Claro que es doloroso y claro que quisiéramos que esto no sucediera, pero pensamos que acribillando, masacrando, con el uso de la fuerza a sangre y fuego, no se resuelva el problema”, señaló

Comunidad golpeada por la violencia

En 1955,  Joel LeBarón y Ervil LeBarón fundaron la iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos. Fue en 2009 cuando esa comunidad fue el centro de atención de todo México y el mundo cuando la inseguridad que vivía el país  alcanzó a Erick LeBarón, de 17 años, quien fue secuestrado.

La familia hizo pública la decisión de no pagar el rescate de un millón de dólares que demandaban los secuestradores y, por el contrario, optaron por manifestarse públicamente en medios locales, estatales y nacionales hasta que Érick fue liberado sin que se hubiera pagado un solo peso.

Dos meses después, en julio del mismo año, Benjamín LeBarón, hermano de Érick, y Luis Widmar Stubss fueron secuestrados y asesinados por un grupo delictivo que dejó un mensaje señalando que el detonante del doble homicidio era su activismo en contra de la violencia y la inseguridad. 

En aquel momento, los habitantes de la comunidad LeBarón propusieron una policía civil para protegerse de la delincuencia organizada y de los múltiples secuestros que ahí se gestaban, y que, en su momento, fueron denunciados por el político Alex LeBarón y el activista Julián LeBarón.