Compartir esta publicación

Seguridad

Seguridad, la importancia de estar siempre preparado

seguridad_importancia

En un país como México, en el que la impunidad es muy alta y los crímenes son comunes, es importante estar preparado en todos lados ante una posible situación de riesgo.

Según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2019, los tres delitos que son más comunes en el país son:

  • Robo o asalto en calle o en transporte público.
  • Extorsión.
  • Fraude.

A pesar de ser prevenibles, estos delitos se cometen todos los días y la gente cae víctima de ellos. 

La importancia de la prevención

Hay conceptos básicos de seguridad que uno debe seguir sin importar en donde se encuentre. La prevención es nuestro gran aliado para evitar ser escogido como víctima. Es importante tener conciencia de los riesgos a los que estamos expuestos, eso ayuda a reducir el factor oportunidad de los asaltantes.

Aunque en México existe unos altos niveles de impunidad, los delincuentes no quieren verse expuestos. Por esta razón siempre eligen a sus víctimas según lo fácil que sea quitarle sus cosas. De esta manera agarran al desprevenido, a la persona distraída.

Durante años nos han mostrado en la televisión que los asaltantes son personas de escasa educación, que visten de manera humilde y que tiene una “cara de malo”, esto es un mito.

No existe un perfil definido para un asaltante. Además, hay robos en los que ni siquiera se utiliza la fuerza, sino la confianza de la gente y su distracción.

Acciones de prevención

Es una equivocación pensar en que no te va a pasar a ti. No se trata de ir por la vida con una visión fatalista, pero si es importante actuar de manera preventiva para evitar que ocurra alguna acción contra uno.

  • Caminando por la calle
  • El delincuente viene en su dirección
  • Cambie de dirección, para mantener el espacio entre usted y él.
  • Apresura el paso en su dirección
  • Busque un lugar seguro y concurrido (un negocio, un supermercado, etc.).
  • No hay lugares donde protegerse
  • Corra y observe el comportamiento del sospechoso. Corra antes de que él pueda cerrar el espacio entre ustedes. Nunca corra después del abordaje
  • Si el sospechoso corre en dirección a Ud. 
  • Está claro que pretende cometer un delito. En ese caso grite. Generalmente el delincuente no va a correr detrás de Ud. No quiere llamar la atención, y prefiere elegir otra víctima menos alertada.

¿Qué hay que gritar?

Gritar “socorro” hace que las personas a su alrededor se alejen, porque está claro que hay “peligro”. 

Gritar “fuego” despierta el interés de las personas. Muchas salen de sus casas para ver dónde está el fuego. 

Gritar el nombre de alguien, “Coco”, es la mejor opción, ya que esto es poco común y el delincuente tendrá miedo de que haya más personas en el lugar (¿quién es Coco? ¿un amigo, un policía, un perro feroz?). 

Regla

Si tiene el presentimiento de que alguien lo va a abordar nunca cierre el espacio. Muchas personas que fueron asaltadas cuentan que percibieron que algo iba a suceder y no tomaron ninguna precaución.

  • Caminar observando todo lo que ocurre alrededor (incluso detrás de uno)
  • Si ves alguien sospechoso observa, si es posible, sus ojos y sus manos.
  • Para el delincuente, el espacio es un enemigo. Por eso él necesita “cerrar el        espacio”, es decir necesita acercarse para realizar el ataque. Por eso trata de        mantener siempre distancia con el sospechoso.
  • Nadie asalta a nadie a distancia.

En el Estacionamiento

  • Prefiere las playas de estacionamiento o valet parking. Dejar el auto en la calle   siempre es más peligroso.
  • Planifica el horario de llegada y de salida.
  •  Después decide dónde vas a dejar el auto. Muchas veces llegas cuando es de día y         hay bastante movimiento en la calle, y cuando vuelves la calle está desierta y          oscura.
  • Si desconfías de algo o de alguien, pasa de largo por tu auto y re-evalúa la          situación. Ante cualquier duda, llama a un guardia o a la policía.
  • Saca siempre la llave del contacto, aun cuando estés detenido sólo algunos        instantes.
  • No dejes las llaves de tu casa adentro del vehículo. Se pueden usar después para           asaltar tu casa, sobre todo si el auto tiene calcomanías, notas de venta o cualquier      otro documento que identifique tu dirección.
  •  Nunca permanezcas dentro del auto estacionado. Si lo haces te conviertes en la             víctima perfecta.
  • No dejes ningún objeto dentro del auto; pon todo en la cajuela.
  • Antes de estacionarte (o cuando vuelvas) mira a tu alrededor para ver si hay una           persona o una situación sospechosa.
  • Si al volver a tu auto observas un desperfecto que impide poner en marcha el    motor, llama de inmediato a un auxilio de confianza. Alguien puede haber provocado el desperfecto para “ayudarte” después.
  •  Si hay personas sospechosas, o hay poco movimiento o es de noche, no permanezcas cerca de tu auto.
  • Si ves a alguien abriendo tu auto nunca te acerques. Busca ayuda sin que lo noten. Recuerda: nunca cierres el espacio entre tú y el delincuente.

Cuando manejes

  •  No coloques en tu auto calcomanías que permitan identificar dónde vives, dónde trabajas, qué lugares frecuentas, a qué universidad vas. Esto se puede usar contra ti.
  • Mantén los vidrios siempre cerrados o muy poco abiertos para permitir solamente        la entrada de aire. Las puertas deben estar siempre con seguro.
  •  Si observas por el espejo retrovisor que las personas del auto de atrás tienen     aspecto sospechoso, no te detengas. Diríjete a un lugar concurrido,     preferiblemente donde haya policías o personal de seguridad. Si la intención era            asaltarte, esas personas no te seguirán.
  •  Si esto ocurre de noche o en lugares desiertos “nunca” te detengas, aunque no desconfíes de los ocupantes de otro auto.
  • Si se poncha una llanta de noche, o en lugares poco concurridos, no pares.         Conduce hasta un puesto o un lugar concurrido.
  • Es preferible sufrir perjuicios en el vehículo antes que correr el riesgo de ser       asaltado.
  • Los abordajes a un vehículo sólo son posibles si el vehículo está detenido. Un     delincuente nunca trata de abordar un auto en movimiento. Por eso evita en todo   lo posible detenerse. Estando parado te vuelves un blanco muy fácil.
  • Los delincuentes utilizan mujeres y chicos para tender emboscadas.
  • Al entrar al vehículo ponlo en marcha, asegura la puerta y parte inmediatamente.         Recién después ponte el cinturón de seguridad, enciende el radio, acomoda objetos, etc.
  • Cuanto más tiempo permanezcas detenido, mayor será el riesgo de un abordaje.
  • Si piensas que te está siguiendo otro vehículo, no alteres tu forma de manejar.   Dirígete a un puesto policial o un lugar concurrido donde haya personal de        seguridad o policías.
  • Nunca detengas el vehículo ni trates de protegerse en estaciones de servicio      porque éstas son poco concurridas y los delincuentes las conocen bien.
  • Al llegar a tu casa, antes de detener el auto observa la calle, lugares donde se     puedan esconder personas, árboles cercanos, etc. Si notas la presencia de alguien            sospechoso no te detengas.
  • Evita las rutinas. Procura diversificar tus caminos y si es posible los horarios de   salida y de llegada.
  • No descuides el mantenimiento de tu vehículo. Mantén en buenas condiciones las        llantas, los faros, el sistema eléctrico, los seguros, el motor, la batería, etc. Esto            evitará fallas que te obliguen a detener el vehículo. Estas fallas pueden ocurrir de          noche y en lugares desiertos.
  • Si ocurre esto y no puedes evitar detenerte, trata de resolver el problema lo más           rápido posible y salir del lugar peligroso. Ten siempre a mano los teléfonos de      grúas en el celular. 

Parado en el Semáforo

  • Evita las compras en los semáforos. Aunque el vendedor no sea un ladrón, tú te             distraes, abres el vidrio y te expones.
  •  Coloca portafolios y computadoras en la cajuela.
  • La cartera debajo del asiento o en la guantera y el celular a mano.
  • Si sospechas de algo, procura quedar pegado al lado del auto a tu izquierda, con lo        que no dejas espacio para el abordaje.
  • Mantente atento a todo lo que ocurre alrededor y no te distraigas. La sorpresa es          la principal arma del delincuente.

En el Cajero Automático 

  • Nunca utilices cajeros automáticos de noche. Utilizasólo cajeros automáticos en supermercados, centros comerciales, u otros lugares donde hay personal de seguridad y gran cantidad de personas.      
  • Trata de planificar tus necesidades de dinero por anticipado y sacar dinero en    lugares seguros.
  • No confíes en las cámaras de seguridad, ya que no pueden impedir que alguien te         asalte.
  • Nunca aceptes ayuda estando en un cajero automático.

Durante las compras

  • Observa si hay personas con las que te encuentres más de una vez en los            corredores o en los negocios. En un centro comercial hay mucha gente, por lo que        no es común encontrarse con la misma persona más de una vez. Puede ser que te         esté observando.
  • Si notas algo extraño entre en un negocio poco común. Si la persona entra o se queda afuera observando es muy probable que tú estés en el proceso de selección     de víctimas.
  • Si ocurre esto busca personal de seguridad y explícales la situación.
  • El delincuente se va a dar cuenta de que no eres un blanco fácil y va a desistir de           atacar.
  • No lleves muchas tarjetas de crédito, bancarias, o mucho dinero o chequeras.    Programa tus compras y sal de casa solamente con lo necesario.
  •  No abras la cartera frente al cajero dejando ver tus tarjetas de crédito o cuánto dinero tienes. Se sabe que hay cajeros que forman parte de bandas delictivas. El          cajero señala a las mejores víctimas a otros delincuentes que abordan a la víctima         en el estacionamiento o fuera del centro comercial.
  • Los centros comerciales o plazas son lugares ideales para que los delincuentes   elijan a sus víctimas. Observan durante las compras, te siguen hasta el           estacionamiento, identifican el auto y esperan la mejor oportunidad para atacar.

Recomendaciones frente a riesgos – Atraco

Si fueses víctima de un delito violento:

  • Trata de mantener la calma.
  • Resistirse es muy peligroso.
  • Evita discusiones con los delincuentes.
  • Obedece las órdenes con la mayor calma.
  • No hables salvo para contestar alguna pregunta.
  • No intentes detener o desarmar al ladrón.
  • No interrumpas su huida ni trates de perseguirlo.
  • Evita acciones que resulten en más peligro.

Nada está garantizado en un 100% cuando se trata de seguridad.

La prevención representa un 90% en seguridad. Por eso las acciones se deben concentrar en esta etapa.

Una fórmula que ayuda a saber qué hacer antes y durante un delito es R.A.D.A.R.

Reconocer los signos que ocurren a su alrededor.

Anular las situaciones y el peligro de una confrontación.

Descubrir las situaciones y analizar lo que ocurre y puede ocurrir.

Analizar los problemas rápidamente y asegurar que no se produzca una escalada de la situación. Entonces…

Retirarse de la escena de manera segura.

¿Tienes algún consejo para cuidarte en el transporte público, en la calle u otros lugares?

¡Dinos qué piensas en el foro CeR!

Compartir esta publicación

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>