Compartir esta publicación

POR SI NO LO VISTE...

Sobre discriminación y una buena noticia

Sobre discriminación y una buena noticia

Autor: Carlos Puig

En México, hasta hace relativamente poco tiempo, el racismo y la discriminación racial habían sido temas negados, invisibilidades y normalizados en la cultura, las prácticas y las instituciones sociales. Ambos tienen expresiones más identificadas en las desventajas y obstáculos que enfrentan de manera histórica los pueblos indígenas y afrodescendientes, pero no se limitan a estos grupos. Por el contrario, se manifiestan también en una serie de desigualdades que afectan el acceso a oportunidades y el ejercicio de derechos de las personas por factores de discriminación asociados al racismo”.

El párrafo anterior es del prontuario de resultados de la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017, que coordina el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Lo pongo como una invitación a que lean el prontuario y revisen la encuesta ahora que una vez más las redes se llenaron de taradeces por un anuncio presidencial.

La discriminación estructural en México es grave y está en todas partes. Y, para empezar, solo es con medidas estructurales que vamos a avanzar.

En ese esfuerzo ha sido fundamental el trabajo del Conapred que ayer despidió a su más reciente líder y dio la bienvenida a quien ahora será su titular.

Ha sido mi privilegio acompañar, desde la Asamblea Consultiva, a Alexandra Haas en su gestión. He sido testigo de los logros concretos del Consejo y su fortalecimiento. Ayer se hizo oficial el nombramiento de Mónica Maccise como nueva presidenta, la historia y probada capacidad de Mónica augura muy buenas cosas.

Tal vez el mayor reto es seguir visibilizando lo que todavía nos resistimos a ver comenzar a tener impactos serios, no solo en políticas públicas, sino en la sociedad en general.

Porque como dijo Alexandra en su memoria de gestión:

“De no hacerlo, nos condenamos al deterioro de la cohesión social y al predominio del conflicto y la desconfianza. Solo alcanzaremos la paz que anhelamos cuando desterremos las prácticas discriminatorias y hagamos realidad el viejo anhelo que está detrás de la existencia del Conapred: lograr que todos los derechos sean para todas las personas”.

Pues eso.

@puigcarlos

Compartir esta publicación