Compartir esta publicación

POR SI NO LO VISTE...

Naufragan los nuevos partidos

Naufragan los nuevos partidos

Autor: Alfredo González

En el naufragio total se encuentran dos organizaciones que buscan convertirse en partidos de “oposición” y en un contrapeso para la 4T.

Se trata de Futuro 21, que cada vez está más lejos de conseguir su reconocimiento oficial por las divisiones ya no con gente proveniente de otros partidos, sino entre las pocas tribus que le sobreviven al PRD.

Por otro lado, se encuentra la organización Redes Sociales Progresistas, creada y auspiciada por la profesora Elba Esther Gordillo, cuyo futuro depende de un fallo del Tribunal Electoral, que debe resolver una disputa interna por su dirigencia nacional.

En ambos casos, personajes, grupos y corrientes buscaron unir fuerzas de cara a las elecciones del 2020, pero no lo han conseguido.

En cuanto a Futuro 21, la idea era construir un nuevo partido sobre la plataforma del PRD.

No sólo estaba contemplada la participación de todos los grupos de sol azteca, sino que abrieron sus puertas a personajes como el ex candidato presidencial Gabriel Quadri y a los ex priistas José Narro y Beatriz Pagés.

Hicieron reuniones y conversatorios temáticos durante varios meses; tuvieron una asamblea nacional y se dieron de plazo hasta diciembre para crear una plataforma como partido socialdemócrata. Hasta ahí las cosas iban más o menos.

PUBLICIDAD

Todo se descompuso cuando llegó un choque entre dos grupos: uno conformado por el diputado Héctor Serrano, el mexiquense Héctor Bautista y el gobernador michoacano, Silvano Aureoles.

De otro lado se encuentran los Chuchos, Jesús Ortega y Jesús Zambrano, así como la corriente de los Galileos, encabezados por Guadalupe Acosta.

Los primeros quieren “apoderarse” de las prerrogativas y las candidaturas, así como crear un partido afín al gobierno de López Obrador, mientras que los segundos apuestan por construir una fuerza política de contrapeso.

No hay nada definido aún, pero quienes forman parte del proyecto ven muy lejana la posibilidad de que se concrete. De hecho, Quadri, Narro y Pagés ya están prácticamente con un pie fuera.

En el caso de Redes Sociales Progresistas, dos personajes se disputan su dirigencia: Juan Iván Peña y Fernando González, mientras la maestra Elba Esther, su creadora, se encuentra de paseo en el lejano Oriente.

En una primera instancia, el Instituto Nacional Electoral, que comanda Lorenzo Córdova, avaló la dirección de González, pero como Peña no está manco escaló el conflicto y lo llevo al Tribunal.

Esa última instancia no falla aún. El problema es que todavía les faltan varias asambleas por realizar, como parte de los requisitos para constituirse en partido político nacional y el plazo vence en febrero.

En síntesis: el panorama no pinta fácil por todos los intere$e$ creados entre las tribus de un lado y los cacicazgos del otro.

•••

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo“La ambición es el último refugio del fracaso.”

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO

[email protected]  @ALFREDOLEZ

Compartir esta publicación