Compartir esta publicación

Pluma invitada

Energías renovables o limpias

Por: Rodrigo Estrella

A partir de la revolución industrial, se incrementó aceleradamente la extinción de especies de flora y fauna en nuestro planeta. Solamente en la última década han desaparecido más de 834 especies animales, 49 de estas solo en México.

Pareciera que la flora no ha sido tan afectada, sin embargo, se han extinguido más de 1200 especies de árboles y plantas y cientos están en peligro por la deforestación desmedida. 

Pensamos que no hay marcha atrás, pero si hay muchas formas de poder contribuir a conservar la flora, la fauna e incluso a la conservación del planeta mismo. No necesariamente es con activismos, desde nuestros hogares y lugares de trabajo podemos contribuir de una manera importante usa do energías renovables. 

Las energías renovables son aquellas producidas a partir de fuentes naturales no sujetas a agotamiento, como el sol, el viento, las olas y las mareas, el poder del agua y el calor de la tierra. Desde aquí toman el nombre de energía solar, energía eólica, energía hidroeléctrica y energía geotérmica etc… 

Dentro de las energías renovables o limpias, también está la Biomasa. Son recursos orgánicos (biológicos) que pueden usarse como combustibles. Por ejemplo, los desechos del procesamiento agroalimentario se pueden usar como materia prima para producir energía térmica (calor) a través de la combustión. Algunas sustancias orgánicas (por ejemplo, azúcar, cereales, aceites, etc.) se pueden transformar en biocombustibles.

Por otro lado, también a través de la fotosíntesis las plantas capturan energía del sol. Esta energía acumulada en la madera, cáscaras de frutos, plantas, y otros residuos orgánicos, al quemarse liberará energía acumulada. Esto es la energía de la biomasa.

Las energías renovables presentan una serie de ventajas respecto a los combustibles fósiles:

  • La primera y más importante se pueden reutilizar, es decir, no son fuentes de energía perecederas.
  • Son un recurso inagotable.
  • Benefician economía y finanzas.
  • No contaminan.
  • No provocan reacción química.
  • Frenan en el efecto invernadero.

Finalmente, las fuentes de energía renovables tienen un potencial energético inmensamente mayor que los combustibles fósiles: de hecho, son capaces de hacer frente a los aumentos rápidos y crecientes de la demanda en el mercado de la energía, asegurando la estabilidad y la seguridad de los precios, siendo cada vez más accesibles. Esto al contrario de los combustibles fósiles que sus precios son demasiado variables y con tendencia al alta. 

Actualmente ya podemos tener en nuestras casas energías limpias.

Los equipos más habituales son los paneles solares, para calentar el agua y contar con energía eléctrica, las calderas de biomasa y los aerogeneradores.

Y como lo comenté anteriormente, podemos ahorrar dinero, aunque al principio parece que la inversión es alta en el corto plazo, vamos obtener los resultados y aparte estamos contribuyendo a conservar la flora y la fauna del planeta. 

Y por último te comento que en lugares poco accesibles, estas son las mejores alternativas. 

Los invito que se informen y quien tenga posibilidad, considere en instalar este tipo de energías limpias en sus hogares, actualmente hay muchas compañías que ofrecen financiamiento que equivale a lo que se paga de luz y otros servicios mensual o bimestralmente. 

Compartir esta publicación

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>