Compartir esta publicación

Entérate / Seguridad

Un año parado y sigue generando deudas

Un año parado y sigue generando deudas

El avión presidencial TP-01 Boeing 787 “José María Morelos y Pavón” ya cumplió un año en el Aeropuerto de Logística del Sur de California. El gobierno ha tenido que desembolsar un millón 516 mil 11 dólares por tenerlo estacionarlo, lo que equivale a 19 millones 526 mil pesos, precio del dólar actual.

Se trata de costo por almacenamiento, verificación de la aeronave, servicios, lavado, refacciones y consumibles que se requieran durante el tiempo que este en ese lugar.

“Los servicios comenzarán cuando la aeronave se entregue al sitio (fecha de inducción de la aeronave), en una fecha acordada mutuamente el 31 de marzo de 2019 o antes, y continuarán por un período de aproximadamente doce (12) meses, pero pueden extenderse un mes por base, pero sin exceder de veinticuatro (24) meses”, menciona la cláusula 10.1 del contrato.

Otros costos que hasta el momento el gobierno federal ha cubierto, son el pago de 509 mil 511 dólares por 364 servicios incluidos en la cláusula 11.1. Tan sólo por recibir el avión se desembolsaron 54 mil 39 dólares. Mientras que reactivar la aeronave y dejarla lista para su uso un costo de 67 mil 748 dólares.

En octubre del año pasado, el mandatario anunció que ya había un comprador interesado en el avión presidencial, sin embargo, hasta la fecha no se ha concretado la venta.

“Se hizo una licitación, intervinieron empresas y al final hay ya una empresa interesada en la adquisición. Esto requirió de elaborar avalúos, están en proceso de revisión del funcionamiento del avión porque no se puede vender algo que no esté en buen estado.

Una máquina de estas requiere mucho mantenimiento, no se puede tener sin uso y queremos ya terminar este capítulo”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 8 de octubre en conferencia de prensa.

Compartir esta publicación

3 Comentarios

  1. Cuántas aulas de escuela se han dejado de construir, cuántos equipos de diagnóstico clínico y laboratorio para el IMSS e ISSTE se han de dejado de comprar, cuántas becas a estudiantes necesitados se han dejado de entregar, etc, etc, por pagar tanto dinero para tener parado ese avión y otros 70

    Responder
  2. Yo creo que es mejor así, porque con lo que cuesta cada viajecito en ese avión y lo que contamina, ya se hubiera gastado 10 veces eso. Además de mencionar que es la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos para América Latina y el Caribe la encargada de la venta, aquí las razones por las que no se ha podido vender: https://www.eluniversal.com.mx/nacion/politica/lujos-complican-venta-de-avion-presidencial-onu

    Responder
  3. Que mal se ha manejado este asunto. Para empezar, Fué una compra estúpida, caprichosa y absolutamente innecesaria. Ha exhibido a quienes participaron en esta adquisición como unos ignorantes y pésimos administradores. Seguramente alguien (singular o plural) se benefició al hacer esa nefasta compra. Ahora, lo conducente, pienso yo, es ofrecerlo en venta de tal manera que se venda lo más pronto posible para ya librarnos de ese asunto.

    Responder

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>