Compartir esta publicación

Uncategorized

Las vacaciones presidenciales

Las vacaciones presidenciales

Autor: Alfredo González

El presidente Andrés Manuel López Obrador cierra el año este viernes 27 de diciembre. Se tomará días de descanso para regresar a sus actividades habituales el 2 de enero.

La mayoría de los integrantes del gabinete, a su vez, arrancaron su periodo vacacional este fin de semana. Muy merecido, dicen unos. En el gobierno se descansa poco, dicen otros.

Sea como fuere, todos están felices porque pensaban que no habría vacaciones para nadie.

Ahora, tanto el primer mandatario como su equipo de trabajo tendrán tiempo para reflexionar mucho, sobre todo, después de cumplir su primer año de gestión.

Y la reflexión, me dijo un personaje muy cercano a Palacio Nacional, no sólo tiene que ver con los proyectos y resultados. También con el ambiente de trabajo.

En las últimas semanas, se les vio tensos al Presidente y a varios de sus secretarios. Muy irritados con los temas del momento. El episodio más reciente ocurrió cuando AMLO anunció que daría a conocer “quién era quién” entre los gobernadores en las reuniones de seguridad.

Algunos integrantes del Gabinete de Seguridad, sobre todo el titular del ramo, Alfonso Durazo, y sus subsecretarios, no querían que se ventilaran los nombres, porque si bien algunos mandatarios no acuden, ellos hicieron un trabajo de acercamiento con funcionarios de otros niveles para alinear estrategias.

Hubo un jaloneo interno entre los equipos de Leonel Cota, secretario ejecutivo del Sistema, y Jesús Valencia, jefe de Políticas y Estrategias para la Construcción de la Paz.

Los primeros estaban porque se dieran a conocer los nombres, mientras que los segundos querían matizar, presentarlo de manera distinta sin lastimar la relación con los gobernadores. Al final se impuso la decisión del Presidente y balconeó a los mandatarios que “no participan”: Querétaro, Francisco Domínguez; Antonio Echevarría, de Nayarit; Jaime Rodríguez, de Nuevo León; Diego Sinhue, de Guanajuato; Francisco García, de Tamaulipas; Javier Corral, de Chihuahua, y Carlos Joaquín, de Quintana Roo.

La mayoría no acude, pero con unos el contacto es con funcionarios locales, como en Chihuahua, donde el gobernador no atiende a nadie, todo lo delega.

Hay otros casos, como Morelos, donde su gobernador, Cuauhtémoc Blanco, es muy activo, pero la entidad no logra salir de los serios problemas que enfrenta en la materia. Estos dos casos son una muestra de que asistir o no a una reunión de gabinete no es garantía de nada. Esa es la razón por la que prevalecen diferencias de criterio. Son las cosas sobre las que podrán reflexionar del Presidente y su gabinete, aprovechando el espíritu navideño.

•••

A Fuego Lento se toma unos días de descanso. Nos leemos el 8 de enero. ¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!

•••

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: “La vida no es quizás la fiesta que esperábamos, pero ya que estamos aquí, bailemos las canciones que no da”.

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO

[email protected] 

@ALFREDOLEZ

Compartir esta publicación

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>