Compartir esta publicación

Las de hoy / Últimas noticias

Gobierno sabía que podría haber desabasto de medicinas

desabasto-de-medicamento

Un documento de la Oficialía Mayor de de la Secretaría de Hacienda, el cual estaba dirigido al Instituto Mexicano del Seguro Social, revela que el gobierno estaba enterado de que las medicinas compradas no empezarían a distribuirse hasta marzo del 2020.

La oficialía pedía a cada institución de salud que implementara sus propias medidas para enfrentar el desabasto en el primer trimestre del año.

“Entre otras cosas (el 12 de noviembre de 2019) se hizo de conocimiento que la compra consolidada de medicamentos y materiales de curación correspondiente al ejercicio 2020, con la finalidad de asegurar el abasto, y en virtud de que la programación de entregas de medicamentos y material de curación de la compra consolidada de 2020, está prevista que pueda realizarse a partir del mes de marzo de 2020”, se lee en el oficio fechado el 22 de enero pasado y firmado por la Oficial Mayor, Thalía Lagunas Aragón.

El documento completo puede consultarse aquí

La Funcionaria de Hacienda recomendó que ampliaran los contratos que tuvieran vigentes en 2019 para que no se quedaran sin medicinas. Es decir, ellos debían negociar con sus provedores la entrega adelantada de insumos y asegurarse de no tener faltantes.

“En caso de haber agotado las acciones antes señaladas y existan medicamentos y material de curación que no cuenten con instrumentos jurídicos para la adquisición de los mismos, las instituciones deberán llevar a cabo las acciones necesarias para garantizar la atención de la población”, explica Lagunas en el documento.

Hacienda pone los precios y exige sean respetados

Con este documento, queda claro que la falta de insumos y medicamentos en diversos centros de salud del país, se debe en parte a que el gobierno comenzará a entregarlos hasta marzo de este año. Los primeros tres meses del año deben ser cubiertos por las instituciones en caso de que hagan falta.

Además, Hacienda pide que si llegan a comprar insumos, no deben ser más caros que como ella los adquirió. Es decir, Hacienda pide que si se compra una jeringa, debe costar los mismo o menos que la compra que ella hizo. El problema es que Hacienda compra los insumos de todo el país, por lo que puede negociar costos más baratos debido al volumen, cosa que es difícil de igualar cuando se compran en menor cantidad.

Compartir esta publicación

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>