Compartir esta publicación

Las de hoy / POR SI NO LO VISTE... / Últimas noticias

Menos medicinas ¿y de menor calidad?

medicamento-exportado

Autor: Gabriela Rivera

Ante la crisis de desabasto de medicamentos que vive el sector salud desde el año pasado y los enfrentamientos con las empresas farmacéuticas y distribuidoras, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decididió importar medicamentos desde países asiáticos.

Si bien estos fármacos no cuenten con el registro de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), la exigencia es que cuenten con la aprobación de otros entes reguladores internacionales.

El 28 de enero, la secretaría de Salud publicó un decreto en el Diario Oficial de la Federación para modificar la reglamentación que impedía al gobierno comprar medicamentos sin registro de Cofepris.

Con ello, la posibilidad de que las autoridades de salud puedan buscar en otros países los medicamentos que les hacen falta y, en su caso, importarlos, quedó abierta. Sin que esto signifique que la Cofepris no vaya a registrarlos.

El proceso no es tan sencillo como parece: de entrada, los medicamentos a comprar en el extranjero pueden carecer del registro sanitario mexicano, pero deben cumplir con otros requisitos, como tener alguna certificación internacional.

Es decir, estar aprobados por la Agencia Suiza para Productos Terapéuticos-Swissmed, o la Comisión Europea, o por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos de América (FDA), o el Ministerio de Salud de Canadá o la Administración de Productos Terapéuticos de Australia o Agencias Reguladoras de Referencia como la OPS y la OMS.

Además de contar con alguna de estas certificaciones, también deben estar incluidos en el Programa de Precalificación para Medicamentos y Vacunas de la Organización Mundial de la Salud o Agencias Reguladoras miembros del Esquema de Cooperación de Inspección Farmacéutica.

Esto implica que los medicamentos que compren las autoridades sin registro en México, sí deberán contar con el registro sanitario del país donde se compraron y ya haber sido usados en su población.

Además, la Cofepris sí tomará muestras de los lotes importados y comprobará su calidad.

“Hay un protocolo que se lleva a cabo en los medicamentos que se adquieren del extranjero. Se van a laboratorios por 21 días y se demuestra que no tienen ningún problema, que pueden aplicarse. Ese protocolo se está siguiendo, se lleva a cabo”, explicó el Presidente esta semana.

La Cofepris llevará a cabo el registro de los medicamentos, pero hasta cinco días después de su compra e importación y reducirá el trámite burocrático a un tercio del tiempo regular. Anteriormente, las autoridades estaban impedidas de llevar a cabo este proceso. Con ello, las autoridades de salud podrán adquirir medicamentos en un mayor número de países —incluidos, India y China— con menos restricciones y así evitar el desabasto.

Compartir esta publicación

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>