Compartir esta publicación

Últimas noticias

Nos llenamos de “antimonumentos”

monumentos protesta homicidios mexico

Héctor Zamarrón

En la página de Change.org hay una docena de peticiones dirigidas al gobierno de CdMx para que respete y no retire los antimonumentos colocados por colectivos y organizaciones civiles en espacios públicos desde hace cinco años.

El primero de ellos se instaló el 27 de abril de 2015 en recuerdo de los 43 estudiantes desaparecidos de la normal de Ayotzinapa, una escultura de metal con ese número y un signo de más, en el cruce de Reforma y Bucareli.

En aquella ocasión discutí con un experimentado colega sobre la permanencia del antimonumento. Él sostenía que iban a removerlo de inmediato, por el contrario, sostuve que no habría forma de retirarlo por parte del gobierno de la ciudad y que se convertiría en un recordatorio perenne de esa tragedia.

No solo ocurrió lo segundo, sino que se fueron sumando otros más en un país herido por continuas tragedias, hasta que el domingo pasado se colocó el número 7 en pleno Zócalo: un busto dedicado al activista opositor a la construcción de la termoeléctrica de la Huexca, en Morelos, Samir Flores.

Todos comparten el haber sido colocados por víctimas de la violencia, de la corrupción o por negligencia e inacción del propio Estado, además de estar hechos de metal, en colores brillantes y estar fijados al piso con soportes y tornillería, que si bien no inhiben el robo o vandalismo, no impiden que sean desinstalados por las autoridades.

Hasta ahora, sin embargo, todos han sido respetados —o tolerados— quizá porque se trata de causas muy sentidas por la sociedad. El único que fue retirado por órdenes del alcalde Francisco Chiguil es el erigido en recuerdo de los 12 jóvenes que murieron en la discoteca New’s Divine, en la explanada de la alcaldía Gustavo A. Madero, al cumplirse 11 años de la tragedia.

La lista completa de antimonumentos, hasta ahora, con ubicación y fecha de instalación, es esta:

1.- A los 43 de normalistas de Ayotzinapa. Reforma y Bucareli (27/04/15).

2.- A las 49 víctimas de la Guardería ABC. Reforma 476 (5/06/17).

3.- A los 65 mineros muertos en la mina Pasta de Conchos. Reforma 255. (18/02/18).

4.- A David y Miguel, jóvenes secuestrados. Bucareli y Av. Juárez (5/01/18).

5.- A los mártires de Tlatelolco, en el 50 aniversario de la masacre. Zócalo (2/10/18).

6.- La Cruz de Vida, en Sullivan e Insurgentes, dedicado a las mujeres asesinadas y maltratadas (1/12/19).

7.- Busto del activista Samir Flores. Costado norponiente del Zócalo (23/02/20).

¿Habrá más antimonumentos en CdMx? Es probable, causas hay por decenas y el humor social está a favor de mostrar esos nuevos símbolos, aunque no todos estén de acuerdo con su permanencia, pero son más relevantes hoy en día de lo que pretendieron ser otros con vocación de monumentos y que terminaron en parodias, como la Estela de luz, construida para el Bicentenario en medio de acusaciones de corrupción, o como el Memorial de las víctimas, que nació muerto en Chapultepec.

En contraste, los antimonumentos sirven de punto de encuentro de víctimas o sitio para realizar manifestaciones.

[email protected]
@hzamarron

Compartir esta publicación

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>