Compartir esta publicación

Entérate

Cinco puntos clave para invertir en dólares

Dólares

Por GBMHomebroker

‘Nunca inviertas en un negocio que no puedas entender’. -Warren Buffett

En las inversiones, al igual que en los asuntos de salud, no existen los productos milagro. Así es, ni siquiera los dólares.

Cada persona tiene ingresos, gastos y niveles de tolerancia distintos a los vaivenes de los mercados. Además, cada quién tiene una motivación diferente para invertir su dinero.

Ya hemos dicho antes que, para invertir, no es necesario ser un experto, pero no debes hacerlo sin saber cómo funciona esa inversión que llamó tu atención o los objetivos para los que está recomendada. De lo contrario, tus expectativas estarán muy lejos de la realidad. Ese es el caso de personas que han invertido en dólares o instrumentos financieros que siguen al tipo de cambio, con la idea de tener ganancias súper rápidas al estilo del Lobo de Wall Street.

Es cierto, el dólar ha dado rendimientos atractivos a quienes han sabido entrar y salir en el momento adecuado. Por ejemplo, si una persona hubiera invertido en dólares en diciembre de 2012 y se hubiera salido en diciembre de 2016, habría tenido un rendimiento de alrededor de 61%.

Pero si alguien decidió entrarle al dólar en enero del 2017 pensando que se iba a hacer millonario, sin duda se llevó una sorpresa: el dólar acumuló una caída de alrededor de -13.8% frente al peso (según datos al 28 de junio de 2018).

No le entres al dólar pensando que en tres meses vas a tener el rendimiento que otros inversionistas tuvieron en cuatro años, pues así no funciona el mundo de la inversión.

Mejor, si estás interesado en entrar en este mundo, hazlo con el pie derecho. Aquí te decimos en qué debes fijarte antes de dar el primer paso.

Los puntosclave

Primero: no hay inversiones milagrosas; éstas también necesitan madurar para darte un beneficio. Debes tener paciencia, porque la idea es salirte cuando el dólar haya rebasado el precio al que lo compraste.

Segundo: piensa para qué quieres invertir en dólares. Éstos pueden funcionar como cobertura para las personas que ya planean hacer un gasto en dólares, como unas vacaciones o una maestría en el extranjero.

Tercero: como diversificación. Diversificar tu inversión (o sea, invertir en diferentes cosas) te puede ayudar a disminuir el riesgo de tus inversiones porque si a algo le va mal, puedes compensar con otras cosas. Destinar un pequeño porcentaje de tu dinero a dólares puede beneficiarte, pues si el dólar sube, podrás tener un pequeño beneficio, y si baja, tampoco te afectará demasiado y no pondrá en riesgo toda tu inversión. No existe una regla sobre cuánto destinar, eso depende de qué tan tolerante seas a las variaciones en el valor de tus inversiones.

Cuarto: hay diversos factores que impactan en el tipo de cambio. Si eres de los que no aguantan nada de volatilidad en sus inversiones, mejor no lo intentes.

Quinto: si invertiste en un dólar caro y ahorita te pegó la baja, respira profundo. Si eres paciente, quizá después puedas beneficiarte de una recuperación.

Compartir esta publicación