Compartir esta publicación

Entérate

Compras de pánico en Insabi; no están listos para emergencia

insabi sin insumos ni personal capacitado

Salvador García Soto

A dos semanas de que comience la etapa de emergencia por el crecimiento de contagios del coronavirus en México, el sector salud aún no tiene en sus hospitales e institutos de alta especialidad todos los insumos, personal y equipos necesarios para hacerle frente a la curva mayor de contagios y enfermos de Covid-19 en el país que se espera a partir del 30 de marzo.

Apenas el 9 marzo pasado, diez días después de que se registrara el primer caso confirmado de coronavirus en México,  la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales  de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE) envió la lista que contiene las demandas de los hospitales e institutos “de los insumos para hacer frente a la llegada inminente del Coronavirus (Covid-19)” y pidió al Insabi y a la Secretaría de Salud que comiencen las compras de insumos, equipos y contratación de personal para la “reconversión de los Hospitales e Institutos” para hacer frente a la pandemia.

El coordinador nacional de los Hospitales e Institutos Nacionales, Gustavo Reyes Terán, advierte en una comunicación oficial que esas instituciones médicas no cuentan con recursos presupuestales ni con insumos, equipos ni personal suficiente para hacer frente a la pandemia y para su “reconversión” por lo que solicita con carácter urgente que Salud y el Insabi le pidan recursos adicionales a Hacienda para realizar compras de emergencia y por asignación directa para 11 hospitales e institutos en todo el país para los que solicitan adquirir 290 ventiladores; 290 monitores; 21 equipos portátiles de Rayos X, 21 ultrasonidos con transductores, además de contratar a 870 enfermeras, 162 médicos y 174 inhaloterapeutas. También se pide la contratación de 70 químicos, 70 auxiliares de laboratorio clínico, 70 técnicos en rayos X, 174 camilleros, 116 afanadores para los hospitales y 106 técnicos en rehabilitación.

De acuerdo con el oficio CCINSHAE-227-220 en poder de esta columna, fechado el 9 de marzo pasado y que tiene como asunto “reconversión de Hospitales e Institutos Nacionales de Salud coordinados por la CCINSHAE”, el titular de esa comisión, Gustavo Reyes Terán, le pide al maestro Juan Antonio Ferrer, director del Insabi, y al doctor Ruy López Ridadura, director del Centro Nacional de Programas Peventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud, que realicen las compras urgentes que solicitaron los institutos y hospitales para poder reconvertirse y atender la pandemia de Covid-19. Para ello, pide a ambos funcionarios que ante la escasez de recursos “es indispensable solicitar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con carácter de urgente, una ampliación presupuestaria que permita cubrir los costos de las necesidades de personal, insumos y equipo para la reconversión.

Y para dejar claro que se necesitan recursos financieros extraordinarios ante la pandemia y que hoy no tienen esos recursos, el titular de la CCINSHAE les advierte al Insabi y a la Secretaría de Salud que “no bastaría con adelantos de calendario presupuestales, toda vez que los Hospitales Institutos no cuentan con recursos del Presupuesto para hacer frente a esta reconversión” que les exigirá la atención de los enfermos del Covid-19. En el oficio se hace referencia a los acuerdos que tomó previamente el grupo de 46 coordinadores del Covid-19, integrado por representantes del IMSS, ISSSTE, Semar, UNAM, Pemex, SSCCdMx, ISEM, la Secretaría de Salud con la DGE, DGPS, INDRE; DGCES, DGED, Censida y la misma CCINSHAE, y a un oficio el CCINSHAE-180-2020 dirigido a Thalía Lagunas Aragón, oficial Mayor de Hacienda, y a José Luis Alomía Zegarra, director General de Epidemiología de Salud, en los que ya les habían remitido la demanda de los hospitales e institutos para hacer frente al coronavirus.

Los 11 hospitales que se van a “reconvertir” para atender la emergencia por coronavirus son: Hospital General de México, Hospital Juárez de México, Hospital Nacional Homeopático, HRAE Bajío, HRAE Oaxaca, HRAE Ciudad Victoria, HRAE Ixtapaluca, HRAE Chiapas, HRAE Penínusla de Yucatán, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” e Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

En cuanto a las compras de  insumos médicos para los hospitales e institutos de salud, se anexa al comunicado una larga lista de 155 productos, equipos, medicamentos e instrumental médico en grandes cantidades, como por ejemplo 19,969 líneas plásticas intravenosas para bombas de fusión, o 4,919 galones de jabón antiséptico, o 1,969 cánulas de intubación que se piden de distintos tipos y en diferentes cantidades; 1,910 mascarillas laríngeas desechables, 68,845 kits de biometría hemática y la misma cantidad de química sanguínea, 49,169 placas de tórax y la misma cantidad de batas quirúrgicas desechables, 499 termómetros clínicos y 4,919 termómetros digitales, 789 estetoscopios y 137 mil sistemas pasivos de humidificación. En cuanto a medicamentos y soluciones la lista incluye Insulina NPH 9,845 cajas, Enoxaparina 40 mg 118 mil, 206 mil cajas de Dexmedetomidina y 786 mil 669 cajas de Fentanilo, entre muchos otros medicamentos solicitados en la lista de adquisiciones.

La urgencia de estas compras y adquisiciones que al parecer se están haciendo contra reloj por los trámites y las dificultades para encontrar proveedores que tengan todas esas existencias, se refleja en que al final del oficio, el titular de la CCINSHAE, Gustavo Reyes, les anexa al Insabi y a la Secretaría de Salud una lista con nombres y “datos contacto de proveedores de insumos y equipo médico que se han acercado a esta Comisión para ofrecer sus productos”, a fin de que las instituciones  los consideren a la hora de hacer las compras solicitadas para los institutos y hospitales, todo, dice el funcionario “con fundamento en los artículos 4 de la Constitución… La Ley General de Salud y la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal”, de las que cita distintos artículos y apartados como sustento legal.

Entre los proovedores que manda la CCINSHAE están Phillips, Mindray, LG Seguridad, Medtronic, 3M, Servicios de Ingeniería en Medicina, y en todos los casos se adjunta el nombre y los télefonos de representantes y gerentes de venta de esas compañías, algunas conocidas y acreditadas y otras de plano desconocidas, pero recomendadas para las compras de pánico que están haciendo el Insabi y Salud para hacer frente a la emergencia del Covid-19 que ya está a la vuelta de la esquina y en la que, según las proyecciones del subsecretario Hugo López Gatell, al menos 10 mil personas requerirán hospitalización en terapia intensiva.

¿Se dará a tiempo la “reconversión” y el equipamiento obligado de los Institutos y Hospitales de Salud en todo el país? Y ¿habrá beneficiados con las compras de emergencia del sector salud?

NOTAS INDISCRETAS…

Aún con la ausencia del PAN y de la mayoría del PRI, pero con la ayuda del PRD y de MC, Ricardo Monreal logró ayer el quórum para sesionar en el Senado de la República a pesar del rechazo opositor que pedía ya la cancelación de las sesiones por la emergencia del Covid-19.  Monreal operó desde temprano para garantizar el quórum e incluso tuvo la cortesía de avisarles a los coordinadores de las bancadas que se negaban asistir que habría el número suficiente de senadores  para sesionar. El líder de Morena insiste en que, “hasta que nos los diga el gobierno federal, seguiremos sesionando porque no queremos mandar un mensaje negativo de la ausencia de un poder a los mercados financieros”. Lo que sí fue duramente criticado ayer fue el oportunismo mezquino de los diputados que en una de sus últimas sesiones, porque ellos sí van a suspender actividades esta semana, decidieron aprobar una iniciativa impulsada por Morena que le da ventajas a los congresistas federales, senadores y diputados que decidan competir para reelegirse. La maniobra de la bancada que encabeza Mario Delgado para sacar esa ley por mayoría, cuando el país está angustiado por la pandemia del coronavirus, no fue bien vista ni siquiera entre los senadores de Morena, donde advierten que lo más probable es que el Senado rechace la ley que consideraron “inoportuna y oportunista”… Los dados mandan Serpiente doble. A protegernos todos.

Compartir esta publicación

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>