Compartir esta publicación

Entérate

Nueve secretos para invertir como un experto

experto inversión

Por GBMHomebroker

‘Una inversión en conocimiento paga el mejor interés’. -Benjamín Franklin

Invertir es un estilo de vida que parece encerrar muchos enigmas. Pero lo cierto es que esos misterios tienen que ver más con sentido común y buen juicio que con cualquier otra cosa.

Independientemente de que lo hagas a lo grande o que apenas estés dando tus primeros pasos, hay una serie de cosas que debes saber para poder invertir como un verdadero experto. ¡Conoce los secretos detrás de invertir!

1. Da el primer paso: la inversión comienza desde el momento en que decides empezar y, entre más pronto mejor, pues el tiempo se convertirá en tu mejor aliado.

2. Ponte en movimiento: Bill Gates señala que la vida real no es como en la televisión. Así que no te quedes esperando que todo se resuelva en la siguiente temporada de la serie de tu vida y comienza a tomar acciones para que tu dinero comience a crecer y no se estanque.

3. Investiga y estudia: revisa los productos que hay en el mercado y escoge cuáles te convienen más. De paso, aprende a conocerte, ya que tu personalidad determinará el tipo de inversionista que eres.

4. Sé disciplinado: monitorear tus inversiones debe ser parte de tu rutina. Esta es la única manera en que podrás tomar realmente control de tu dinero y tomar mejores decisiones. Suena emocionante, ¿no es así?

5. Piensa siempre en el largo plazo: ninguno de nosotros es adivino, y hay muchas variables en juego, pero el largo plazo puede resolver muchos de estos problemas. Confía en tus decisiones y deja que el reloj haga lo demás; pero sobre todo sé paciente. ¿Conoces a alguien que en realidad se haya hecho rico de la noche a la mañana?

6. Sé congruente: el camino a la gloria no es fácil. Ser un inversionista es un estilo de vida que siempre tiene en cuenta algo muy importante: confiar en que tienes un buen sueldo no te hará rico. Lo que sí puede ayudar a que logres esto, es ahorrar y gastar de manera responsable.

7. Conoce tu tolerancia al riesgo: un buen inversionista sabe cuándo necesitará el dinero y cuánto puede permitirse perder, así que comienza a pensar de cuánto es o será tu meta, y no te detengas ahí; comienza a analizar qué vas a hacer cuando la consigas.

8. Olvídate de las emociones: como siempre decimos, en cuestiones de dinero, piensa de manera clara y objetiva. Sé disciplinado y analítico el 100% del tiempo.

9. Tranquilízate: siguiendo el punto anterior, cuando inviertes, te puedes topar con escenarios complicados, pero nunca pierdas la cabeza. Evalúa el escenario completo y a partir de ello, establece tu ruta de acción. De paso, no olvides diversificar o ‘no poner todos lo huevos en la misma canasta’; eso te dará más seguridad y un mayor margen de maniobra.

Compartir esta publicación