Compartir esta publicación

Entérate

Apoya EU a su industria turística; en México va sola

industria turística sin apoyo

Carlos Velázquez

El Senado de Estados Unidos aprobó el viernes un paquete de apoyo a la industria turística de ese país por 50 mil millones de dólares, la mitad de los cuales serán para el sector de la aviación.

Rubén Olmos, cabildero para varios destinos mexicanos desde su oficina de Global Nexus en Washington, D.C., asegura que fueron los capitanes de la industria quienes negociaron estos recursos con los legisladores.

En ocasiones previas, Roger Dow, presidente de la US Travel Association, fue el conducto con el Congreso, pero ahora los dueños y directores generales de cadenas de hoteles, globalizadoras, agencias de viajes por internet, aerolíneas y demás jugadores relevantes levantaron los teléfonos.

Hay un estudio de Oxford Economics: The Economic Impact of the Coronavirus Due To Travel Losses, que habla de pérdidas seis veces mayores al impacto del 11 de septiembre de 2001.

Se estima que los viajes se reduzcan 30 por ciento a Estados Unidos y los ingresos bajen 50 por ciento, cifras escalofriantes que explican el tamaño de la reacción del país más rico del mundo.

Mientras, en México, según analiza Olmos, el gobierno federal sólo se mueve bajo las órdenes del presidente López Obrador, quien, como sabemos, hasta ahora sólo ve la necesidad de salvar a las taquerías.

Pero, además, el Congreso, dominado por Morena, también está alineado a las órdenes del Presidente.

Es por ello que los líderes de los organismos empresariales y de las compañías se están acercando a los gobernadores para buscar alianzas que, al menos, planteen alternativas limitadas, las cuales serán mejores que quedarse cruzados de brazos.

En Estados Unidos, y en todo el mundo, hay una gran discusión en proceso sobre el momento de regresar a trabajar, dadas las consecuencias brutales que tendrá esta crisis en la economía.

Una situación que está fuera de contexto en este momento en México, cuando se aproxima el temido momento de la tercera etapa de la pandemia; el cual explica el tono enfático de Hugo López-Gatell el sábado en la noche, exigiendo a todos quedarse en sus casas.

Si se cumple el escenario menos malo, y no se pierde el control, la actividad económica comenzará a reactivarse, en Estados Unidos, en junio, y México trae atrasados dos meses de desfase. En ese escenario, de aquí a agosto los destinos y las empresas turísticas nacionales deberán planear cómo volver al negocio sin que ni remotamente pudiera haber recursos federales.

Compartir esta publicación

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>