Compartir esta publicación

Educación / Lo de hoy / Últimas noticias

Regreso a clases en medio de la precariedad

Regreso a clases precariedad

No solo falta infraestructura, también maestros preparados para enseña a distancia y niños con habilidades para aprender por su cuenta.

Por Gabriela Rivera

Este lunes, 25 millones de niños y jóvenes concluyeron sus vacaciones de Semana Santa y regresaron a las aulas… de manera virtual, a través del programa de Aprende en casa, que impulsa la Secretaría de Educación Pública (SEP).

A pesar de los esfuerzos de la dependencia, el sistema educativo no está listo para enfrentar la educación a distancia durante el mes y medio que durará la cuarentena establecida por el gobierno y prevista para terminar el 30 de mayo.

El programa de la SEP establece que los menores podrán tomar clases a través de las plataformas digitales que instauró la dependencia en internet, pero también por el canal OnceTv y las estaciones locales de televisión cultural.

Los niños recibirán información sobre los temas que incluyen los libros de texto gratuito y después deberán resolver un cuestionario de 5 preguntas, que deberán guardar en una carpeta para que sus profesores los evalúen al regreso a clases.

“El sistema educativo nacional parece poco preparado para enfrentar este reto en un contexto de deficiencias y negligencias toleradas por diversos sexenios y que hoy están cobrando una dolorosa factura”, señalan cinco especialistas en educación en el documento Lecciones del COVID-19 para el sistema educativo mexicano.

La investigación, encabezada por Marco Fernández, profesor-investigador de la Escuela de Gobierno del Tec de Monterrey, señala dos principales problemas para que la educación a distancia pueda funcionar: por un lado la falta de infraestructura, y por el otro la poca capacitación del sistema educativo —que incluye a docentes, alumnos y directores— para tomar clases de esta manera.

Infraestructura precaria

De acuerdo con el documento de los especialistas, en México falta de una política que contribuya a cerrar la brecha que hay entre los niños que pueden acceder a internet con fines educativos.

Pero no solo eso, datos del INEGI señalan que en realidad hay un porcentaje bajo de hogares mexicanos que tienen acceso a la red y a una computadora:

  • 73% de los habitantes de zonas urbanas se pueden conectar a internet.
  • 40% de los pobladores de áreas rurales pueden hacerlo.
  • 45% de los mexicanos tiene una computadora en casa.
  • 50% de cobertura a nivel nacional tienen los canales de televisión pública.

En los últimos dos sexenios se impulsaron programas para dotar a los niños de laptops y tabletas que les permitieran aprovechar plataformas con contenidos educativos. Sin embargo, los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto despilfarraron miles de millones de pesos en distintas tecnologías destinadas a las escuelas que hoy son inservibles y están arrumbadas en los rincones de las escuelas y las casas.

Estas herramientas, dicen los especialistas, hoy podrían ser de gran utilidad para los menores, si realmente hubieran servido para los propósitos para los que fueron creados y se les hubiera dado el mantenimiento necesario.

Preparación digital nula

A pesar de las promesas de digitalizar las escuelas, los profesores no cuentan con una preparación adecuada para aprovechar las tecnologías de la información e impartir clases a distancia.

Pedro Hernández, dirigente de la sección 9 de la CNTE, informó que la Sep impartirá un curso en habilidades digitales que empezará la última semana de abril.

“Apenas se nos va a estar capacitando, aunque tenemos ya más de un mes en confinamiento, además nuestros compañeros consideran que esto es insuficiente”, dijo el docente en entrevista.

Esto empeora cuando se ve que los menores tampoco tienen las habilidades necesarias para desarrollar actividades de aprendizaje de forma virtual, y los padres de familia no están preparados para orientar a sus hijos a lograrlo. Si bien, hay voluntad de todas las partes para ayudar a los menores a atender los cursos escolares en casa, existen muchos retos que deben enfrentar, sumados a la incertidumbre sobre lo que sucedería en los siguientes días, puntualiza Pedro Hernández.

Compartir esta publicación